Publicado 11/11/2020 11:08CET

GSK estrena un documental que da visibilidad a la hiperplasia benigna de próstata a través de sus pacientes

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El laboratorio GSK ha lanzando el documental 'Molestias con importancia' que se centra en la realidad de los pacientes con hiperplasia benigna de próstata (HBP), mostrando las situaciones que viven en su día a día a través de dos protagonistas de mundos opuestos, y que tiene como objetiv dar visibilidad y concienciar sobre esta patología a través de una perspectiva humana.

Su estreno coincide con la celebración durante este mes del movimiento 'Movember', que tiene por objetivo concienciar sobre la importancia de la salud masculina. "Hay una parte de los hombres que tienen un efecto rechazo a consultar por su patología prostática, algo que no sucede, por ejemplo, en las consultas por patología mamaria en las mujeres. Por ello, son necesarias acciones dirigidas a la población como este documental para sensibilizar sobre la HBP y generar capacidad de atención", asegura el doctor Manuel Esteban, presidente de la Asociación Española de Urología.

La hiperplasia benigna de próstata es una patología muy prevalente en varones mayores de 50 años que, además, en muchas ocasiones asumen su sintomatología como una condición propia de la edad y no acuden al médico. Así, se estima que el 50% de los hombres de entre 51 y 60 años y el 79% de entre 71 y 80 años viven con esta patología. La calidad de vida de estos pacientes se ve profundamente afectada por la HBP, provocando afecciones físicas y anímicas. De hecho, los síntomas urinarios son una de las patologías que más afectan a la calidad de vida, solamente superados por las enfermedades psiquiátricas.

"Ello se debe a dos síntomas principales: la nocturia y la urgencia. El primero de ellos se refiere al hecho de despertarse en la noche y tener la necesidad de ir al baño, lo que dificulta la calidad de vida porque luego produce agotamiento, cansancio, déficit de atención, etc. Y también la urgencia, que obliga al paciente a ir con asiduidad y prisa al baño, sobre todo cuando se produce urgencia-incontinencia, llegando incluso a producir escapes de orina", explica el experto.

En este sentido, para tratar de tener una buena salud prostática, se recomienda mantener unos hábitos de vida y dietéticos saludables, consumiendo alimentos ricos en licopeno como el tomate, brócoli, pipas de calabaza, etc., entre otros aspectos relacionados con el cuidado de la salud.

Sobre estos problemas y situaciones cotidianas del día a día de los pacientes con HBP trata el documental, protagonizado por dos hombres en momentos vitales distintos que reflexionan sobre el paso del tiempo y la enfermedad con la que ambos viven. Uno de ellos es Evelio, un paciente de 86 años que vive en un entorno rural y tuvo HBP con complicaciones posteriores hasta llegar a la cirugía. El segundo protagonista es Javier, de 70 años, que vive en Madrid y está a punto de someterse a una intervención prostática.

Además de su experiencia ante la cirugía prostática, durante el documental se muestra la relación que los dos pacientes mantienen con sus médicos y farmacéuticos, al tiempo que se plasman sus dudas y temores sobre cómo afrontar la enfermedad, así como las reflexiones con su familia y amigos sobre el concepto de 'hacerse mayor'. En definitiva, dos enfoques diferentes frente a una misma afección vinculada a la madurez, la masculinidad y la vida misma.

Contador