Grifols colabora con la República de Liberia en un nuevo proyecto para combatir el virus del ébola

Publicado 20/12/2018 16:16:50CET
GRIFOLS

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Grifols va a colaborar con la República de Liberia en un nuevo proyecto para combatir el virus del ébola y, para ello, ha comenzado a procesar el primer lote de plasma procedente de supervivientes sanos del ébola de Liberia, el cual se utilizará para producir inmunoglobulina anti-ébola, un potencial tratamiento para la población afectada por esta enfermedad en otros países de África, en el marco de un programa de investigación clínica de Grifols a largo plazo.

Este proyecto es el resultado de la colaboración entre Grifols, varias organizaciones sin ánimo de lucro y científicos liberianos del National Public Health Institute de Liberia (NPHIL). "Estamos profundamente agradecidos por las posibilidades que nos brinda la colaboración con Grifols. El brote de ébola que sufrimos de 2014 a 2016 fue devastador. Acogemos con satisfacción todo el trabajo y esfuerzo que permita avanzar en la prevención y el tratamiento de esta enfermedad mortal", ha dicho la ministra de Salud de Liberia, Wilhelmina Jallah.

Durante los últimos cuatro años, Grifols ha financiado y construido un centro modular de donación de plasma pionero que se ha instalado en Monrovia (Liberia). Además, Grifols también ha construido una planta independiente en su complejo industrial en Clayton (Estados Unidos) para producir inmunoglobulina anti-ébola.

"Queremos agradecer a todos los donantes de Liberia que están haciendo posible este proyecto, a nuestros empleados que están en la zona y a todas las personas que donan plasma para ayudar a mejorar la vida de otras en todo el mundo. Este proyecto podría revolucionar la forma en que se abordan las epidemias y demuestra nuestra firme determinación para responder a las emergencias sanitarias internacionales dondequiera que ocurran", ha comentado el presidente de Grifols, Víctor Grífols Roura.

El virus del ébola es una enfermedad grave y a menudo letal, con una tasa media de mortalidad de en torno al 50 por ciento. Actualmente no existe ningún tratamiento autorizado que haya demostrado eficacia para neutralizar el virus.

REFORZAR LA RESPUESTA INMUNE

No obstante, Grifols está investigando si el tratamiento con plasma procedente de personas sanas que han sobrevivido al ébola puede reforzar la respuesta inmune de los pacientes con ébola y ayudarles a combatir la enfermedad. Para ello, más de 40 empleados de Grifols y profesionales de la Fundación Probitas viajaron a Liberia y como voluntarios para ayudar en el proceso de recogida de plasma y dar apoyo a la comunidad.

"Visitar Liberia ha mostrado a los voluntarios la dura realidad del ébola y el gran impacto que tiene en las comunidades. Me gustaría agradecerles a ellos, y a todos los hombres y mujeres que donaron su plasma, su contribución para ayudar a superar el estigma que representa esta enfermedad y su apoyo para poder desarrollar una opción potencial de tratamiento", ha dicho James Johnson, ciudadano liberiano que ha dirigido al equipo de la Fundación Probitas en la zona.

Grifols ha financiado íntegramente el proyecto ébola, que ha contado con la colaboración y el apoyo del gobierno de la República de Liberia, la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y diversas ONG.

La compañía ha donado más de 8 millones de euros (10 millones de dólares) para hacer frente a la amenaza que representa el ébola para la salud mundial. De hecho, acaba de comenzar el procesamiento del plasma y se prevé que las primeras inmunoglobulinas anti-ébola puedan ser entregadas al gobierno de Liberia en el primer trimestre de 2019.

Como parte de esta iniciativa sin ánimo de lucro, Grifols financiará la investigación clínica y, de común acuerdo con el gobierno de Liberia, pondrá la inmunoglobulina anti-ébola a disposición de otras zonas afectadas por esta enfermedad.