Publicado 21/04/2022 13:50

GE Healthcare y el Instituto Biomédico QUAES organizan un curso sobre la tecnología PET/RM

Tecnología PET/RM.
Tecnología PET/RM. - GE HEALTHCARE Y EL INSTITUTO BIOMÉDICO QUAES

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

GE Healthcare y el Instituto Biomédico QUAES, impulsado por Fundación QUAES, organiza una formación sobre la tecnología PET/RM, que combina la tomografía por emisión de positrones (PET) y la resonancia magnética (RM), impartida por profesionales del Grupo Ascires, pionero en utilizar esta tecnología en España.

Con esta técnica, los clínicos pueden aplicar tratamientos de manera más rápida y eficiente, especialmente en pacientes oncológicos, con enfermedades neurológicas y neurodegenerativas y con algunas patologías cardíacas.

En concreto, el curso se dirige a técnicos superiores de imagen para el diagnóstico y medicina nuclear (TSIDyMN), titulados en enfermería (DUE), médicos internos residentes (MIR) en medicina nuclear y radiodiagnóstico, médicos especialistas en medicina nuclear y radiodiagnóstico y otros especialistas relacionados.

Así, médicos nucleares, radiólogos, técnicos de imagen, enfermeros o físicos especializados en esta tecnología compartirán su experiencia y conocimientos con el alumnado en una formación diseñada desde la experiencia práctica que cuenta con los avales de la Sociedad Catalana de Medicina Nuclear y la Sociedad de Medicina Nuclear e Imagen Molecular de Valencia y Murcia.

Además, al estar acreditada por la Universidad de Alcalá, corresponde a 2 ECTS. Según explica el doctor JR García, médico nuclear, responsable de la Unidad PET/RM de Cetir Ascires y director del curso, "la aplicación de la tecnología PET/RM, al combinar la información metabólica de las imágenes PET y la información morfológica y funcional de la Resonancia Magnética (RM), nos ha permitido ya mostrar el cambio en la estadificación de tumores prostáticos y de mama, así como los estudios de pacientes con sospecha de demencia".

Utilizar un equipo PET/RM podría evitar pruebas adicionales en muchos pacientes, lo que redunda en un ahorro de costes sanitarios y en mayor agilidad para el diagnóstico. Además, supone un 60 por ciento menos de radiación respecto a tecnologías como el PET/TC.

De acuerdo con Gaspar Delso, Sr Scientist Cardiac MR, de GE Healthcare, "no solo se trata de las pruebas que haces en determinados grupos de patologías tipificados, sino de las pruebas que evitas a los pacientes, por lo que al final si sumas pruebas y terapias sale muy a cuenta un equipo PET/RM, tanto a los centros de atención como a los propios pacientes que son los más beneficiados".

El uso de este equipo está determinado por la necesitad de la sensibilidad de una tomografía de positrones en un paciente, pero que a la vez el facultativo considere que necesita la flexibilidad y versatilidad de secuencia de pulsos y contraste en tejidos blandos de una resonancia magnética. Por este motivo, la unión de las dos pruebas diagnósticas es muy recomendada en neurología, cardiología, ginecología, hepatología, urología.