Publicado 07/09/2021 13:19CET

La Federación Farmacéutica Internacional pide más protagonismo de la profesión en el desafío de la contaminación

Archivo - Muchacho asiático con máscara bucal contra la contaminación del aire (Beijing)
Archivo - Muchacho asiático con máscara bucal contra la contaminación del aire (Beijing) - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / HUNG_CHUNG_CHIH

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Federación Farmacéutica Internacional (FIP) ha reclamado una mayor participación de los farmacéuticos en el control de las afecciones respiratorias en todo el mundo, con el fin de satisfacer la necesidad urgente de abordar los efectos nocivos de la contaminación del aire en la salud.

De hecho, la expansión del papel de los farmacéuticos en la mitigación de las amenazas para la salud de la contaminación del aire es una de las varias acciones descritas en un llamado a la acción emitido por la FIP, que marca el Día Internacional del Aire Limpio para los Cielos Azules de las Naciones Unidas.

El llamado a la acción se basa en las prioridades identificadas por una mesa redonda de expertos organizada por la FIP en colaboración con 'The Clean Breathing Institute' (TCBI) a principios de este año. "La contaminación del aire es una de las 10 principales amenazas para la salud mundial, según la Organización Mundial de la Salud, con efectos nocivos que se manifiestan en cáncer, accidente cerebrovascular, alergias, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y asma, entre otras afecciones graves", ha expresado la doctora Catherine Duggan, directora ejecutiva de la FIP. "La FIP cree que los farmacéuticos, en el corazón de las comunidades y en una posición única para clasificar y tratar a las personas con síntomas y enfermedades respiratorias, tienen el potencial de tener un gran impacto en los resultados de salud", ha añadido.

Así las cosas, el llamado a la acción de la FIP recomienda servicios de farmacia que identifiquen y reduzcan los factores de riesgo, como dejar de fumar, educación sobre higiene nasal y optimización de la técnica del inhalador para pacientes con EPOC o asma, así como servicios que evalúen la vacilación a la vacuna y la vulnerabilidad social.

Sin embargo, la federación reconoce que se necesitan políticas para aumentar la conciencia pública sobre la contaminación del aire y los roles relacionados con los farmacéuticos, y para ampliar la educación farmacéutica en este campo.

"Hallazgos recientes de una encuesta realizada por la FIP y TCBI, con respuestas de 62 países, respalda la necesidad de ampliar el papel de los farmacéuticos en la contaminación del aire y la salud respiratoria, y la FIP ha pedido incentivos para fomentar que estos servicios se conviertan en una práctica generalizada", ha señalado la doctora Duggan.

"En este llamado a la acción, la FIP ha dejado claro su compromiso de defender la reducción de la contaminación del aire como una medida de salud y de apoyar a los farmacéuticos y sus organizaciones nacionales para brindar mejores servicios de atención primaria de salud respiratoria. Nuestra profesión debe movilizarse para actuar en este importante tema", ha reiterado la directora ejecutiva de la FIP.

Contador