Actualizado 07/10/2014 00:15 CET

Farmaindustria ve en el nuevo Sistema de Precios de Referencia "un paso" en la necesaria estabilidad del sector

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Farmaindustria considera que el nuevo sistema de precios de referencia y agrupaciones homogéneas de medicamentos en el Sistema Nacional de Salud (SNS), que mañana entra en vigor, supone "un avance en materia normativa y un paso en la necesaria estabilidad regulatoria del sector farmacéutico".

No obstante, aunque en líneas generales la patronal farmacéutica valora positivamente que el nuevo sistema sea "respetuoso" con los derechos de propiedad industrial, destaca "los elevados impactos que ocasionará en el sector" que, asegura, "vendrán a sumarse" a los ya recibidos en los últimos años como consecuencia de las medidas de sostenibilidad del SNS -hasta 4 Reales Decretos-Ley desde 2010-, que "han llevado a reducciones de la factura pública farmacéutica del 28 por ciento desde ese año".

En su opinión, el Real Decreto -aprobado el pasado día 21 en Consejo de Ministros- generará "significativos ahorros" para el Sistema Nacional de Salud (SNS). Y, explican, que esto se deberá fundamentalmente a que dota estructuralmente de ahorros al SNS, mediante dos instrumentos: las agrupaciones homogéneas y la Orden anual de precios de referencia.

Respecto a la primera, las agrupaciones homogéneas, destacan que "que alinean mensualmente con el más barato los precios de las presentaciones de medicamentos con el mismo principio activo, dosis, vía de administración y tamaño de envase para las que resulta posible su intercambio en la dispensación"; mientras que la Orden anual de precios de referencia, "extiende la revisión de precios a todas las presentaciones del principio activo".

Como novedades, destaca la aplicación del nuevo sistema a los medicamentos que lleven más de diez años autorizados siempre que exista, al menos, un medicamento financiado distinto del original y sus licencias; los criterios moderadores (el umbral de 1,60 euros y los precios ponderados) para evitar bajadas que puedan hacer inviable la comercialización de determinadas presentaciones, aunque estos criterios no aplicarán cuando esa misma presentación se comercialice en otro Estado Miembro de la UE a un precio inferior, pasando éste a ser el nuevo precio industrial máximo de la presentación.

Finalmente, destaca la regulación del Nomenclátor oficial de la prestación farmacéutica del SNS, base de datos que contiene la información de todos los medicamentos autorizados en España, recogiendo su fecha de comercialización efectiva, aspecto determinante para la correcta aplicación de los precios de referencia. La información del Nomenclátor deberá contribuir a unificar los procedimientos de las diferentes comunidades autónomas en materia de prestación farmacéutica.