Farmaindustria dice que para mantener el compromiso con la I+D biomédica hay que mantener el actual modelo de patentes

Publicado 12/03/2019 17:16:02CET
FARMAINDUSTRIA

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Para mantener el "firme compromiso" de la industria farmacéutica tanto en Oncología como en I+D biomédica es "imprescindible" mantener el modelo de protección de la propiedad industrial basado en las patentes, según ha asegurado el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés, durante su intervención en un debate en el VII Foro de la Fundación para la Excelencia y la Calidad de la Oncología (ECO).

Y es que, tal y como ha comentado, este modelo ha contribuido en las últimas décadas a garantizar el acceso de los pacientes a las innovaciones, fomentando la generación de nuevo conocimiento científico y sin comprometer la viabilidad económica del sistema sanitario".

En este ámbito, España se ha convertido en referencia internacional en investigación clínica. De un lado, esa investigación que surge de la colaboración entre la industria farmacéutica y hospitales y otros centros de investigación públicos y privados aporta "mucho" al país, ya que atrae fondos para los centros españoles, permite a los profesionales sanitarios estar en vanguardia de la investigación y facilita a los pacientes un acceso temprano a nuevos tratamientos.

Por otro lado, prosigue, supone una "gran oportunidad" para España de consolidarse entre los países líderes en investigación, lo que contribuye a generar un "amplio" tejido investigador público y privado, atrayendo capital internacional en un momento en que los países avanzados compiten por crecer en el ámbito de la innovación.

Dicho esto, el presidente de Farmaindustria ha señalado que ha llegado el momento de medir los resultados en salud de las innovaciones, y eso implica hacerlo con una visión amplia, que trascienda el corto plazo (presupuestario) y contemple todo ese valor sanitario, económico y social que proporcionan, y que debe ser esencial para determinar su financiación por parte de la Administración sanitaria.

Estos elementos, junto con una apuesta "decidida" por la I+D biomédica, son, a juicio de Sellés, algunas de las claves de futuro para reforzar la innovación en Oncología en España, garantizar el acceso de los pacientes a las nuevas terapias y asegurar la equidad y la calidad de la prestación sanitaria y de vida en el país.

Y es que, la Oncología es actualmente el área terapéutica objeto de mayores inversiones en I+D por parte de la industria farmacéutica en España, que ha incrementado de forma "muy importante" su esfuerzo en este ámbito hasta suponer el 49 por ciento del total de la investigación clínica, frente al 28 por ciento de 2004, como así lo demuestran los datos del 'Proyecto BEST' de excelencia en investigación clínica.

UN MODELO SOSTENIBLE

Asimismo, Sellés ha subrayado la disposición de la industria farmacéutica a colaborar con la Administración y el conjunto de agentes del sector para avanzar en este camino. En este sentido, e insistiendo en la necesidad de avanzar con rapidez, ha restado importancia a los mensajes alarmistas que surgen de vez en cuando sobre la posibilidad de que la llegada de innovación comprometa la sostenibilidad del sistema sanitario.

"Hasta ahora se ha logrado un amplio acceso a los medicamentos de última generación, también antitumorales, a un coste sostenible. Nos hemos enfrentado a innovaciones transformacionales sin poner en riesgo la sostenibilidad. Hemos hallado soluciones innovadoras para ello como, por ejemplo, las nuevas terapias contra la hepatitis C, que han permitido tratar y curar a la gran mayoría de pacientes a un coste asequible", ha dicho.

En esta línea, Sellés ha insistido en que el gasto público en medicamentos en 2018 estuvo en el entorno del de 2010, por lo que se estima el crecimiento en los próximos años en aproximadamente el 2 por ciento anual. "Y esto es posible porque, si bien llegan innovaciones, también caen patentes, con el consiguiente ahorro", ha añadido.

Finalmente, el presidente de Farmaindustria ha destacado que en Europa los medicamentos contra el cáncer representan aproximadamente el 35 por ciento del gasto sanitario en Oncología. El restante 65 por ciento corresponde a los costes hospitalarios de la atención al paciente, que incluyen otras intervenciones y de Atención Primaria.

En cualquier caso, y junto a la llamada a la colaboración, Sellés ha pedido reflexionar "seriamente" sobre la evolución del modelo sanitario ante los nuevos desafíos (envejecimiento, cronicidad, innovación), desde la perspectiva de la organización del sistema y hasta la financiación.

"Mientras han aumentado casi un 50 por ciento los pacientes crónicos en el último lustro, según los datos del INE, la inversión en sanidad pública ha caído del 6,5 por ciento del PIB al 5,9 por ciento. Es posible que haya llegado el momento de plantearnos una mayor dotación para la sanidad pública en línea con la media de los países de la Unión Europea, que está un punto por encima. Hay muchas voces sensatas que entienden que debemos aproximarnos al 7 por ciento. Debemos lograrlo en los próximos años", ha zanjado.