Publicado 19/05/2022 12:38

Farmaindustria afirma que España consolida en 2021 su liderazgo en ensayos clínicos de medicamentos

Archivo - Un estudio polaco destaca el impacto de los argumentos antivacunas que llaman la atención y que se comunican activamente, así como el escepticismo general hacia las grandes farmacéuticas, los proveedores de ciencia y salud.
Archivo - Un estudio polaco destaca el impacto de los argumentos antivacunas que llaman la atención y que se comunican activamente, así como el escepticismo general hacia las grandes farmacéuticas, los proveedores de ciencia y salud. - PRASESH SHIWAKOTI EN UNSPLASH - Archivo

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Farmaindustria señala que España sigue consolidándose como uno de los líderes mundiales en investigación clínica, teniendo en cuenta que el Registro Español de Estudios Clínicos (REEC), que coordina la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), ha cerrado 2021 con cerca de un millar de nuevos ensayos clínicos en marcha, una cifra similar al récord histórico de 2020

De los 997 ensayos clínicos iniciados el año pasado, cuatro de cada diez están dirigidos a algún tipo de cáncer, y un 5,6%, a Covid-19. En estos últimos años, España se ha posicionado entre los países europeos con mejores condiciones para el desarrollo de ensayos clínicos.

Según explican, esto ha venido impulsado, entre otros factores, por el nivel científico de los profesionales sanitarios, la excelencia de los hospitales, el apoyo de la Administración sanitaria y la agencia reguladora, la creciente implicación de los pacientes y la fuerte apuesta de la industria farmacéutica en España.

De hecho, afirman, "cerca de un 80% de los estudios son promovidos por compañías farmacéuticas, y para muchas de ellas España es el segundo país elegido para desarrollarlos, sólo por detrás de Estados Unidos".

"El ensayo clínico constituye uno de los mejores ejemplos de éxito del modelo de colaboración público-privada, tal y como se ha visto durante la investigación de vacunas y tratamientos para Covid-19. Es el ejemplo de cómo aunando fuerzas con el mismo objetivo somos capaces de generar una dinámica virtuosa que beneficia al conjunto de la sociedad, aunque estos beneficios sean, en ocasiones, poco conocidos", explica la directora asociada de Investigación Clínica y Traslacional de Farmaindustria, Amelia Martín Uranga con motivo del Día Internacional del Ensayo Clínico, que se celebra este viernes.

NUEVOS DESAFÍOS

"La investigación biofarmacéutica vive una gran revolución gracias a los nuevos conocimientos a nivel tisular, celular y genómico, lo que exige una adaptación de los ensayos clínicos a esta medicina de precisión que mejoren el éxito con menor coste y tiempo de desarrollo", advierten como primer desafío de cara al futuro.

Por otro, la transformación digital, que supondrá un cambio de paradigma para la investigación. Esto exige, entre otras muchas medidas, infraestructuras adecuadas y personal formado; incorporar otras áreas y perfiles hasta ahora no partícipes de la investigación (departamentos de IT, bioinformáticos, etc.); interoperabilidad de historias clínicas, o la flexibilidad en la adaptación a los nuevos procedimientos de monitorización.

"La puesta en marcha del Espacio Europeo de Datos de Salud es una clara oportunidad para mejorar la investigación e innovación, siempre que su implementación, entre otros objetivos, consiga un adecuado equilibrio entre la protección de datos y el fomento de la investigación biomédica", recuerda la directora asociada de Investigación Clínica y Traslacional de Farmaindustria.

Y, finalmente, España debe responder al desafío de la descentralización de los ensayos, concentrados fundamentalmente en dos comunidades autónomas: Madrid y Cataluña. Sólo estas dos regiones acaparan el 54% de los hospitales que están participando en ensayos clínicos en marcha en nuestro país.

"Entre las ventajas de esta descentralización destacan la oportunidad de participar para un mayor número de pacientes en todo el territorio nacional y la inclusión de una población más diversa, lo que redunda en una mejor calidad científica de los datos del estudio", explican.

Más información