Actualizado 09/12/2010 11:40 CET

Farmaindustria admite que aplicar la 'unidosis' será "difícil" y dice que los farmacéuticos "no ven claro cómo hacerlo"

Jordi Ramentol, presidente de Farmaindustria
FARMAINDUSTRIA/ALBERTO NEVADO

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Farmaindustria, Jordi Ramentol, asegura que la industria farmacéutica "no se opone" a la aplicación de la denominada 'unidosis' en la dispensación de fármacos. Sin embargo, señala que su puesta en práctica "será difícil" y admite que los farmacéuticos "no ven claro cómo hacerlo y sobre todo, si quieren hacerlo".

"La 'unidosis' ya existe en otros países y se puede poner en marcha en España, nosotros no nos oponemos a esta medida. Si Sanidad ha visto que es posible y que así se van a ahorrar 300 millones de euros, no tenemos nada más que decir", señala en una entrevista a Europa Press.

Sin embargo, reconoce que los propios colegios de farmacéuticos "no acaban de ver claro cómo llevar a la práctica esta medida" --que aún está por definir en la práctica-- y que Farmaindustria "tiene sus dudas sobre cómo se aplicará, pues se va a realizar sobre productos con precios tan ridículos que no se llega a entender".

"Si tenemos un medicamentos de 20 comprimidos que vale un euro, el médico podrá prescribir cinco comprimidos en lugar de 20, con lo cual tendremos que poner al medicamento un precio de 20 céntimos. Pero el farmacéutico tendrá que poner esto en un sobre, fotocopiar el prospecto y no sabemos cómo y si van a querer hacerlo", admite.

El Gobierno prevé poner en marcha en sistema de la 'unidosis', o dispensación personalizada de fármacos en función de la duración del tratamiento para cada paciente, a partir de enero de 2011.

En principio, se aplicará sobre los fármacos más comunes, entre los que figuran protectores gástricos y antiácidos, antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos. La lista definitiva de medicamentos será establecida próximamente en una resolución.