Publicado 31/05/2022 14:32

La Farmacovigilancia y la Farmacoepidemiología, elemento esencial para la mejora de la salud pública en Iberoamérica

Gina Magnolia Riaño Barón, secretaria general de la OISS y la directora de Cooperación con América Latina y la directora de Cooperación con América Latina y el Caribe de la AECID, Laura Oroz
Gina Magnolia Riaño Barón, secretaria general de la OISS y la directora de Cooperación con América Latina y la directora de Cooperación con América Latina y el Caribe de la AECID, Laura Oroz - OISS

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Los expertos reunidos en el I Seminario iberoamericano sobre farmacovigilancia y farmacoepidemiología, organizado por la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS) con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), han resaltado el interés de trabajar por la seguridad de los pacientes desde los diferentes actores, más allá del simple cumplimiento de la norma, con un interés genuino de mejorar la salud pública coordinando las acciones y mejores prácticas existentes.

La inauguración del encuentro, cuyo objetivo es el de promover contribuir a la mejora de la prevención de riesgos en el ámbito iberoamericano derivados del uso de medicamentos comercializados, estuvo a cargo de la secretaria general de la OISS, Gina Magnolia Riaño Barón, y de la directora de Cooperación con América Latina y el Caribe de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Laura Oroz Ulibarri.

El seminario promovió también el cumplimiento del mandato de la XVI Conferencia Iberoamericana de ministras y ministros de salud celebrada de forma virtual en octubre del 2021 en la que solicita "a la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS) que continúe apoyando a los órganos de inspección, vigilancia y control de los sistemas de protección social en la vigilancia epidemiológica y en la gestión de farmacovigilancia para mejorar la prevención de riesgos en el ámbito iberoamericano derivados de las enfermedades infecciosas, estableciendo las sinergias necesarias en estas materias con el observatorio epidemiológico".

En el encuentro se abordó la temática de Errores de medicación desde las estrategias propuestas por la OMS, tanto desde las situaciones como de los medicamentos de alto riesgo.

Igualmente, se comentó la necesidad de los abordajes de los problemas como resultados de los sistemas complejos y las interacciones de los diferentes actores y no como incidentes aislados, esto se hizo ligado a los conceptos de Seguridad del paciente y al Hospital seguro, favoreciendo estrategias como por ejemplo el análisis de la polifarmacia y la conciliación de medicamentos.

Los diferentes países compartieron a través de buenas prácticas los avances desarrollados, siendo notorios los siguientes elementos: El soporte en una legislación específica para dar piso a los requerimientos que realizan las agencias regulatorias; el avance de las diferentes 2 agencias en tópicos de educación hacia sus vigilados y comunicación constante; la necesidad de favorecer a las agencias regulatorias para que continúen y fortalezcan sus procesos; el énfasis en la correcta comunicación entre actores; es clave la colaboración conjunta y el permitir potenciar las fortalezas de cada actor (industria, profesionales de la salud, pacientes, gobierno, etc.); promover los cambios culturales centrados en la seguridad de los pacientes y los cambios reales en salud pública, por ejemplo, con la inclusión de los pacientes.

Los expertos también resaltaron la importancia de favorecer estrategias ligadas a las acciones proactivas y preventivas, incluida la farmacovigilancia activa, por encima de actividades reactivas como el esperar la notificación de reportes, desde la farmacovigilancia clásica pasiva; favorecer las acciones desde un enfoque amplio de Farmacovigilancia, no limitado a las reacciones adversas sino a la farmacoseguridad, considerando la mitigación de riesgos y el desarrollo de las mejores prácticas.

En todos los abordajes se consideró la importancia de la farmacoepidemiología, como herramienta de soporte para la toma de decisiones, desde los estudios epidemiológicos de caso, basado por los reportes de eventos adversos, pasando por la observación de los grupos poblacionales y finalmente los estudios epidemiológicos de intervención en la población usuaria de medicamentos.