Un fármaco muestra por primera vez reducción de agudizaciones en síndrome hipereosinofílico

Publicado 27/11/2019 13:16:30CET

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La compañía farmacéutica GSK ha anunciado resultados positivos de un estudio pivotal de 'Nucala' (mepolizumab) para el tratamiento de pacientes con síndrome hiperosinofílico (HES, por sus siglas en inglés), lo que le convierte en el primer fármaco en demostrar una reducción de las agudizaciones en esta enfermedad rara.

El HES es un grupo raro de trastornos inflamatorios que afecta a aproximadamente 20.000 personas en todo el mundo. Los pacientes con la enfermedad tienen una sobreproducción persistente y notable de eosinófilos, un tipo de glóbulo blanco. Cuando los eosinófilos infiltran determinados tejidos, pueden causar inflamación y daño en los órganos que puede afectar con el tiempo a la capacidad de los pacientes para funcionar cada día. Las complicaciones pueden ir desde fiebre y malestar hasta problemas respiratorios y cardíacos. Si se dejan sin tratar, los síntomas de HES empeoran progresivamente y la enfermedad puede ser potencialmente mortal.

"Mepolizumab tiene potencial para cambiar el panorama del tratamiento en pacientes con HES, que es una enfermedad compleja y debilitante con opciones terapéuticas limitadas hoy en día", ha asegurado el Chief Scientific Officer and President de I+D de GSK, Hal Barron.

En el ensayo de fase III, el número de pacientes que experimentaron agudizaciones del HES (empeoramiento de los síntomas o umbral de eosinófilos que precisó una escalada de tratamiento) fue un 50 por ciento menor cuando recibieron tratamiento con mepolizumab en comparación con placebo, añadido cada uno al tratamiento de referencia a lo largo del periodo de 32 semanas del estudio (56% frente a 28%).

Por otra parte, el riesgo de primera reagudización del HES a lo largo del periodo del estudio fue un 66 por ciento menor en los pacientes tratados con mepolizumab en comparación con placebo. Además, hubo una reducción del 66 por ciento en la tasa anualizada de reagudizaciones del HES frente a placebo. Por último, las puntuaciones de cansancio mejoraron con mepolizumab en comparación con placebo.

De acuerdo con estos datos, GSK tiene previsto presentar dosieres de registro en 2020. Mepolizumab no está aprobado para su uso en el tratamiento del HES en ningún lugar del mundo. Otros resultados del estudio se presentarán en próximos congresos médicos y publicaciones científicas de alto impacto.

Contador