Un fármaco que impide la reparación del ADN mejora la supervivencia en uno de los cánceres de próstata más agresivos

Archivo - Cáncer de próstata
Archivo - Cáncer de próstata - MAGICMINE - Archivo
Publicado: jueves, 23 febrero 2023 12:31

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con cáncer de próstata tratados con un inhibidor del PARP, llamado rucaparib, tardan casi el doble en progresar la enfermedad que los que son tratados con la quimioterapia convencional en los tumores con mutaciones BRCA, según un estudio liderado por el Institute Gustave Roussy y que ha sido publicado en el 'New England Journal of Medicine'.

Los tumores de próstata con mutaciones en BRCA son un subgrupo, dentro de este tipo de tumores, con mal pronóstico en el que los tratamientos hormonales no acaban de funcionar del todo. Si se tiene en cuenta que este tipo de pacientes representan entre el 8 y el 10 por ciento del total de los pacientes afectados por cáncer de próstata, esta sería una alternativa "muy terapéutica" en este grupo de pacientes con peor pronóstico.

En el trabajo, un ensayo clínico fase III denominado 'TRITON3', se han estudiado a pacientes con cáncer de próstata resistente a la castración a los que se les había administrado, previamente, agentes hormonales de nueva generación. En este tipo de situación, el tratamiento estándar es la quimioterapia con docetaxel que es muy tóxica y que, en este tipo de pacientes pretratados con hormonas de nueva generación, no es muy efectiva.

Así pues, en este estudio, de un total de 4.855 pacientes con mutaciones BRCA1, BRCA2 y ATM, se han aleatorizado 270 que han sido tratados con rucaparib y el resto con una hormona de nueva generación o un tratamiento de quimioterapia con docetaxel. Una vez analizados los resultados, se ha podido observar que los pacientes tratados con rucaparib tardan casi el doble en progresar la enfermedad comparado con el tratamiento estándar (de 6 meses a 11 meses).

A juicio de los investigadores, estos resultados son "importantes" porque los tumores de próstata con mutaciones en BRCA son un subgrupo, dentro de este tipo de tumores, con mal pronóstico en el que los tratamientos hormonales no acaban de funcionar del todo. "Por tanto, esta sería una muy buena alternativa terapéutica a este tipo de pacientes BRCA mutados en cáncer de próstata, que representan de entre el 8 al 10 por ciento del total de casos en este tipo de tumor", han dicho.

El trabajo ha sido realizado con la colaboración destacada del oncólogo médico del Instituto Catalán de Oncología (ICO) y el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), Josep Ma Piulats, se ha presentado en el Simposio de Cánceres Genitourinarios de la American Society of Clinical Oncology (ASCO, por sus siglas en inglés).

Más información