Actualizado 06/02/2013 19:43 CET

Las farmacias critican que la industria fije un "doble precio" para medicamentos en función de si son financiados o no

Medicinas, Medicamentos, Fármacos
EUROPA PRESS

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) ha denunciado que la industria farmacéutica está fijando un "doble precio" para algunos medicamentos en función de si estos cuentan con financiación pública o no, lo que hace que el coste para el ciudadano pueda incluso duplicarse en determinados casos.

Esta práctica viene amparada por el Real Decreto Ley 16/2012 de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) que impulsó la ministra del ramo, Ana Mato, el pasado mes de abril, al introducir la figura del precio "notificado".

Esto permite a los laboratorios fijar para un mismo medicamento un precio de venta al público "notificado" que puede diferir del autorizado para su financiación, ya que en estos casos el Ministerio de Sanidad tiene legimitidad para controlar y fijar el precio.

Por el momento, este doble precio ya está afectando a un total de 20 medicamentos incluidos en la desfinanciación que Sanidad puso en marcha el pasado mes de septiembre, ya que en cerca de un centenar de casos se establecían excepciones de modo que, para determinadas indicaciones, sí se podía mantener su financiación.

El problema, según denuncia la patronal de los farmacéuticos, es que en algunos casos el coste para el paciente ha aumentado hasta un cien por cien en función de si la indicación cuenta con financiación o no.

Esto sucede con el 'Romilar', que cuando está prescrito para la tos persistente se financia y cuesta 1,34 euros (en comprimidos), 2,9 euros (en jarabe) y 2,05 euros (en gotas). En cambio, para otras indicaciones o en caso de venta libre su precio asciende a 2,69, 5,81 o 4,09 euros respectivamente.

Otros fármacos cuyo precio también varía en función de su financiación son el 'Duphalac' en sobres (que pasa de 4,78 a 7,81 euros), el 'Tosidrin' (2,03 ó 3,04 euros), el 'Viscofresh (2,2 a 3,2 euros) o el 'Emportal' (3,12 a 4,32 euros).

PUEDE EXTENDERSE A TODO EL MERCADO

Sin embargo, según alerta FEFE, esta situación podría extenderse "a todo el mercado", lo que a su juicio constituiría una "catástrofe" para los ciudadanos que no dispongan de recetas del SNS.

Además, también constituye un problema para las oficinas de farmacia ya que "adquieren estos medicamentos a un precio muy superior y solo pueden ser compensadas 'a posteriori', en el caso de que demuestre que los han dispensado en recetas del SNS".

Esto constituye también un perjuicio para estos establecimientos y para el sector de la distribución, de ahí que piden un sistema de compensación que evite que "la oficina de farmacia financie los diferenciales de precio a la industria".

MÁS DE 60 MEDICAMENTOS DESFINANCIADOS HAN SUBIDO SU PRECIO

Por otro lado, FEFE también ha informado de que ya hay 62 medicamentos de los 417 que Sanidad desfinanció en septiembre que han subido sus precios, al pasar a formar parte de un mercado competitivo de precios libres.

Los que más han subido son el 'Mucibron', que ha aumentado su precio un 199,5 por ciento y ha pasado de costar 2,06 a 6,17 euros; la 'Cloperastina Normon' (un 189% más, de los 1,73 a 5 euros); el 'Motosol' y el 'Mucosan' (un 183% más, pasando de los 2,06 a 5,85 euros); el 'Daflon' (un 131% más, de 4,4 a 10,18 euros).

Otros que también han subido son la 'Acetilcisteina Normon' (un 110%, de 2,15 a 4,53 euros), el 'Fortasec' (un 100%, de 1,89 a 3,78 euros) o el 'Aciclovir' (un 97%, pasando de 7,31 a 14,47 euros).

La patronal considera "perfectamente legítima" esta subida de precios y apuntan que "la venta de algunos de ellos se puede resentir al existir otras alternativas de precio menor".