Farmacéuticos prevén un aumento del 50% en fármacos para dejar de fumar tras implantarse la Ley Antitabaco

Actualizado 17/01/2011 11:15:59 CET

MÁLAGA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Farmacéuticos de Málaga ha estimado que el incremento en la demanda de fármacos para dejar de fumar desde que el pasado 2 de enero entrase en vigor la Ley Antitabaco será del 50 por ciento. En concreto, este aumento se habrá registrado en la utilización de terapias sustitutivas de nicotina que no requieren receta médica tales como parches o comprimidos.

Así lo ha explicado a Europa Press el presidente de este órgano colegial, Javier Tudela, quien ha especificado que se trata de cifras aproximadas pues aún se carecen de los datos oficiales. Del mismo modo, ha indicado que ha habido un incremento "importante" en cuanto a la demanda de información sobre técnicas para quitarse de fumar, así como "un ligero" repunte en aquellos fármacos que necesitan receta médica para ser adquiridos.

En cuanto al perfil de la persona demandante, ha detallado que responde a una mujer, de entre 30 a 50 años, trabajadora y madre de familia, es decir, aspectos en los que "el componente estrés es muy importante", según ha explicado Tudela, quien ha aclarado que el usuario habitual de las farmacias, en el 60 o 70 por ciento de los casos, es la mujer, por lo tanto, "es ésta la que más sigue entrando para preguntar por el tabaquismo", además, "ahora mismo fuman más mujeres que hombres", de ahí también estos datos.

Por otra parte, desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Málaga demandan a las administraciones que financien este tipo de medicamentos para, de esta forma, ayudar al ciudadano a que abandone este hábito.

"Estamos muy de acuerdo con la Ley Antitabaco, pero con esta salvedad", ha manifestado Tudela, señalando, en este sentido, que "tenemos que tener en cuenta que el fumador tiene una adicción a un producto como es la nicotina, de la cual tenemos que ayudarle a salir y ello requiere un tratamiento farmacológico, médico y psicológico". Por ello, reivindican la financiación de estos productos.

A su juicio, la nueva ley es una normativa "valiente" que persigue que el ciudadano deje de fumar, por ello, "es necesario acompañarla de una importante campaña de educación sanitaria y de financiación".