Expertos reivindican estandarizar el manejo de las complicaciones de los anticoagulantes directos

Publicado 04/03/2019 17:01:19CET
PIXABAY / F1DIGITALS - Archivo

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Expertos reunidos en una jornada sobre la prevención y el manejo del ictus han reivindicado la necesidad de estandarizar el manejo de las complicaciones derivadas de los anticoagulantes directos (ACODs) y el uso de agentes de reversión y hemostáticos en los servicios de urgencias.

De forma paralela, durante 'prevIctus: tromboprofilaxis del ictus en la fibrilación auricular, soluciones prácticas para el Servicio de Urgencias. Una visión multidisciplinar', organizado por la alianza Bristol Myers Squibb-Pfizer, se han referido a la importancia de incrementar la prescripción de los ACODs en pacientes subsidiarios, aplicar las recomendaciones de las guías de práctica clínica respecto a la dosificación adecuada y a adecuar el manejo periquirúrgico y periprocedimiento a las recomendaciones del documento del consenso nacional.

"La introducción de los anticoagulantes directos en los servicios de urgencias ha permitido beneficios muy importantes, tanto para los pacientes como para la logística del proceso. Así, la anticoagulación es efectiva en pocas horas, lo que evita la necesidad de tratamientos combinados con heparina e incrementa la seguridad de los pacientes, ya que abandonan el servicio de urgencias con una anticoagulación efectiva", ha explicado el jefe del servicio de Urgencias del Hospital Universitario Severo Ochoa (Madrid), el doctor Alfonso Martín Martínez.

"Su manejo es más sencillo, con escasas interacciones y sin necesidad de controles biológicos, lo que facilita su prescripción y cumplimentación. Y, sobre todo, son fármacos muy seguros, que asocian una menor tasa de complicaciones y que han reducido la prevalencia de hemorragia grave, sobre todo intracraneal, en los pacientes con fibrilación auricular que acuden a los servicios de urgencias", ha agregado el doctor Martín.

La fibrilación auricular constituye la arritmia cardíaca más común. Según datos de la Sociedad Española de Cardiología, afecta al 4,4 por ciento de la población española mayor de 40 años, es decir, más de un millón de personas. De estas, 90.000 están sin diagnosticar. Sus principales riesgos son el ictus, que supone la primera causa de muerte en las mujeres y la segunda en hombres en España, y la embolia sistémica.

RETOS

Durante el encuentro también se ha debatido sobre los retos futuros que tienen los servicios de urgencias respecto al manejo práctico de los ACODs.

El doctor Martín ha destacado "realizar el cambio de dicumarínicos a ACODs en aquellos pacientes que acuden con complicación hemorrágica del acenocumarol y que presentan un International Normalizated Ratio fuera del rango terapéutico".

Además, ha aludido a "prescribir ACOD para la cardioversión electiva de la fibrilación auricular de más de 48 horas de evolución, ya que permiten una cardioversión más precoz y un mayor éxito del control del ritmo".

Por último, el doctor Martín ha considerado que "los servicios de urgencias deben incrementar su conocimiento de los ACODs para asumir el papel que les corresponde en la prescripción y también como servicios de referencia para el manejo de las complicaciones".