Expertos proponen fijar el precio de fármacos con varias aplicaciones terapéuticas en función de la indicación

Publicado 18/11/2019 13:09:03CET

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de expertos de la Universitat Internacional de Catalunya (UIC Barcelona) ha propuesto que el precio de aquellos medicamentos con distintas aplicaciones terapéuticas se fije en función de la indicación concreta para la que se prescribe, en lugar de tener un precio único para cualquier indicación.

En su informe, realizado con el apoyo de la compañía farmacéutica Roche, estos expertos analizan una serie de medidas para mejorar el Sistema Nacional de Salud (SNS) a través de tres ejes: cuál es la experiencia en fijación de precios y condiciones de acceso en otros países en medicamentos con indicaciones múltiples, en monoterapia o en combinación con otros tratamientos; cómo se comporta la regulación de precios en España cuando un fármaco recibe una autorización nueva que aumenta su valor; y qué problemas quedan por resolver para mejorar su eficiencia y sostenibilidad.

Así, consideran necesario apostar por precios basados en la indicación (PBI), pues creen que el precio uniforme "tiende a tener consecuencias negativas, ya que algunas indicaciones de menor valor no se reembolsan si el precio fijado se fundamenta en una indicación de alto valor". "Además, el precio único puede desincentivar la inversión en nuevas aplicaciones de un medicamento ya conocido", aseguran.

Sin embargo, puntualizan que este modelo de PBI resulta "complejo" a la hora de convertirse en algo práctico. Por ejemplo, apuntan que en las zonas que han estudiado, principalmente la Unión Europea, Estados Unidos y Australia, las soluciones adoptadas son "dispares" y "no hay modelos puros" de precios por indicación aplicados a escala nacional. "En realidad, tienden a mantenerse los precios únicos regulados, aunque hay varias opciones de aplicación del PBI que pueden encontrarse en distintos lugares", señalan.

Una de sus propuestas es desarrollar distintas marcas para un mismo producto en función de su indicación. "Se trata de una opción que puede generar problemas a la hora de aplicarse cuando la diferencia es grande en precio y las dosis apenas varían. Otra de las opciones es optar por un precio único mixto calculado como promedio, una solución que no resuelve el problema del distinto valor aportado por cada indicación", argumentan.

El tercer modelo por el que apuestan es aplicar un precio único ajustado a la indicación con mayor valor, pero con descuentos diferenciales para indicaciones con menos valor añadido. "Este modelo se ajusta bastante más al modelo teórico de PBI. Italia y, parcialmente, Reino Unido son los países en los que se puede ver con más claridad su aplicación a escala nacional", explican.

Para desarrollar este tipo de modelo en España, el grupo de expertos establece unas líneas de acción. En primer lugar, sugieren la necesidad de un cambio normativo que permita el paso del precio único al PBI. Además, consideran que es conveniente "adaptar" el proceso de decisión de precio y financiación, hacer "más transparentes y clarificadores" las reglas del juego, desarrollar sistemas de información y registro adecuados y orientar el SNS a resultados. "Para eso también son necesarios el consenso, la coordinación y el desarrollo de experiencias piloto", añaden.

El informe de UIC Barcelona se ha basado en la revisión de 26 artículos. El grupo de expertos ha estado formado por Carlos Campillo Artero (Centre de Recerca en Economia i Salut, Barcelona School of Management, Universitat Pompeu Fabra), Jaume Puig-Junoy (Departament d'Economia i Empresa, Universitat Pompeu Fabra; Barcelona-School of Management), José Luis Segú Tolsa (Unitat de Farmacia Clinica i Farmacoterapia de la Facultad de Farmacia, Universitat de Barcelona) y Marta Trapero-Bertran (Institut de Recerca en Avaluació i Polítiques Públiques, Universitat Internacional de Catalunya).

Contador

Para leer más