Actualizado 20/04/2022 11:50

Experta avala el uso de dupilumab contra la dermatitis atópica: "Los resultados son francamente sorprendentes"

La dermatóloga codirectora de la Unidad de Dermatología Pediátrica del Hospital Ruber Internacional y Clínica Dermatológica Internacional, Marta Feito, detalla los buenos usos del tratamiento biológico.
La dermatóloga codirectora de la Unidad de Dermatología Pediátrica del Hospital Ruber Internacional y Clínica Dermatológica Internacional, Marta Feito, detalla los buenos usos del tratamiento biológico. - HOSPITAL RUBER INTERNACIONAL

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La dermatóloga codirectora de la Unidad de Dermatología Pediátrica del Hospital Ruber Internacional (Madrid) y Clínica Dermatológica Internacional, Marta Feito, ha avalado el uso del primer tratamiento biólogico empleado en dermatitis atópica grave, el 'Dupilumab', sobre el que ha reconocido que sus resultados en adultos, adolescentes y niños "son francamente sorprendentes" y, además, tiene una escasa aparición de efectos adversos relevantes.

"Si lo quisiéramos explicar de forma sencilla, podríamos decir que frente a los tratamientos clásicos sistémicos (por vía oral o inyectados) empleados en dermatitis atópica, 'Dupilumab' es muchísimo más selectivo, al bloquear sólo una vía específica de inflamación implicada en esta enfermedad, permitiéndole ser un tratamiento más limpio en su actuación", ha afirmado la experta.

Otra de las ventajas que ha señalado Marta Feito es que en este tratamiento no es necesario la monitorización analítica, lo que evitaría que los pacientes repitan constantemente las extracciones.

Recientemente, ya han sido aprobados en España otros tres
nuevos tratamientos para esas formas moderadas-severas de
dermatitis atópica en pacientes adultos y/o adolescentes mayores de
12 años.

De acuerdo con la doctora Marta Feito, uno de ellos es también
un tratamiento biológico, 'tralokinumab', y los otros dos, llamados
'upadacitinib' y 'baricitinib', pertenecen a un grupo de fármacos
denominados JAKi (inhibidores de la vía JAK).

"Mientras que los tratamientos biológicos conseguirían apagar casi completamente una vía concreta de inflamación, los JAKi modularían parcialmente y de forma reversible varias vías patogénicas, y consiguen reducciones del picor muy llamativas en una
proporción significativa de pacientes incluso al 2º-3º día de tratamiento", ha subrayado.

Contador