Europa avala el interferón beta-1a durante embarazo y lactancia en esclerosis múltiple recurrente

Publicado 23/09/2019 11:52:44CET

Más de 4.000 resultados indican que este fármaco no aumenta el riesgo de anomalías congénitas ni tiene efectos nocivos en recién nacidos o lactantes

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP, por sus siglas en inglés) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) ha emitido una opinión positiva para actualizar la ficha técnica de 'Rebif' (interferón beta-1a), con el fin de que las mujeres con esclerosis múltiple recurrente (EMR) puedan utilizar este fármaco durante el embarazo, si fuese clínicamente necesario, y en la lactancia.

Más de 4.000 resultados en mujeres embarazadas procedentes de registros y la experiencia posterior a la comercialización indican que este fármaco no aumenta el riesgo de anomalías congénitas tras la exposición al interferón beta (IFNB) antes de la concepción o durante el primer trimestre del embarazo.

"Esta noticia representa una opción muy importante para controlar esta enfermedad crónica durante un momento clave en la vida de los pacientes", ha asegurado la chief medical officer de Healthcare de Merck, María Rivas.

Según los datos del estudio 'El impacto socio-económico de la EM sobre las mujeres en Europa', un tercio de las afectadas por EM en España decidió no tener hijos o cambió el momento de tenerlos debido a preocupaciones relacionadas con su enfermedad. A partir de ahora, con 'Rebif' será posible continuar con un tratamiento de la enfermedad durante el embarazo.

Además, el fármaco también se puede administrar durante la lactancia, algo importante ya que muchas pacientes experimentan una recaída de la enfermedad durante los primeros tres meses tras el parto. Según la nueva ficha técnica, los niveles de IFNB excretados en la leche materna son "insignificantes", por lo que no se prevén efectos nocivos en recién nacidos o niños lactantes. Esta opinión positiva del CHMP también ha eliminado el requisito de usar anticonceptivos mientras se utiliza interferón beta-1a.