Publicado 07/04/2021 17:31CET

Un estudio evidencia la necesidad de incrementar la visibilidad de la farmacia hospitalaria entre la población

Archivo - Farmacia hospitalaria
Archivo - Farmacia hospitalaria - SEFH - Archivo

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 59 por ciento de los pacientes no dispone de suficiente conocimiento o de un conocimiento exacto acerca de la función y responsabilidades ostentadas por el farmacéutico de hospital; a pesar de ello, la valoración de este profesional sanitario mayoritariamente es buena o muy buena para el 88 por ciento de los pacientes, según el estudio 'FHarmaconectados', llevado a cabo por el Instituto ProPatiens.

Así, el estudio, en el que han participado personal de farmacia de 24 hospitales de toda España y alrededor de 500 pacientes, pone de manifiesto la necesidad de una mayor visibilidad y presencia del farmacéutico de hospital en todo el proceso asistencial. En este contexto se requiere de mayor especialización clínica y formación en temas transversales del cuidado del paciente como los aspectos emocionales y la comunicación emocional y perceptiva.

En este sentido, el coordinador de FHarmaconectados, José Luis Poveda, presidente de la Comisión Nacional de la Especialidad de Farmacia Hospitalaria, considera que "es imprescindible la incorporación del paciente en el diseño del proceso asistencial y el conocimiento de todas sus expectativas y necesidades para proporcionar el máximo valor desde la farmacia hospitalaria".

"Estudios como FHarmaconectados nos aproximan a una visión bajo el prisma de la realidad percibida por el paciente. Este hecho, es y será clave para abordar con éxito los grandes retos que precisa la reingeniería del proceso de atención farmacéutica", detalla.

Por parte del Instituto ProPatiens, su presidente, Fernando Mugarza, explica que "la función asistencial del farmacéutico de hospital es clave en todas las etapas y momentos en los que interviene en su relación con el paciente". En este sentido, prosigue, los estudios realizados sobre la experiencia del paciente apuntan a que cuanto mejor experiencia tiene, mejor percepción de mejora de su salud.

"Entender los procesos desde la perspectiva del paciente, con una visión integral, es clave, por ello, el acompañamiento durante todo el proceso e incluso tras el alta es esencial. Determinar las necesidades del paciente y sus expectativas y saber dar una respuesta concreta a las mismas es la mejor forma expresar de forma fehaciente el compromiso del servicio de farmacia hospitalaria con él", añade Mugarza.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo del Instituto, Jesús Díaz, añade que desde ProPatiens están "muy contentos con el trabajo realizado y los resultados obtenidos que, sin duda, serán de gran interés para el colectivo de farmacéuticos de hospital y para los colectivos de pacientes que utilizan este servicio en el hospital". El estudio, continúa, "deja claro que el farmacéutico juega un papel clave al iniciar un nuevo tratamiento, cuando es preciso cambiarlo, en la conciliación de los tratamientos, en las transiciones asistenciales y al alta del paciente".

Por tanto, el estudio ha tratado de conectar al farmacéutico de hospital con el paciente ante los nuevos retos de la Sanidad y la Farmacia, a través de las valoraciones de los propios actores implicados. El proyecto ha constado de dos fases: por un lado, se han celebrado diversos 'focus group' con responsables de farmacia hospitalaria de 24 hospitales de toda España para conocer y analizar su situación dentro y fuera del hospital y su relación con los pacientes. Por otro, alrededor de 500 pacientes con las patologías más relevantes que requieren tratamiento de uso hospitalario han participado en una encuesta relacionada con su experiencia de paciente.

Las preguntas realizadas tanto a pacientes como a farmacéuticos hospitalarios han sido elaboradas y validadas por el comité científico del proyecto. La metodología y el análisis estadístico lo desarrolla la Cátedra del Paciente, conformada en su momento por representantes de la Universidad de Alicante (UA), la Universidad Miguel Hernández (UMH) y del Steering Comittee del Instituto ProPatiens. El estudio cuenta con la resolución positiva del Comité de Ética de Investigación (CEI) de la Universidad de Alicante.

Contador