Un estudio confirma a Weight Watchers como método de adelgazamiento y recomienda su derivación desde Atención Primaria

Actualizado 04/11/2011 13:09:45 CET

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un estudio independiente de la universidad británica de Birmingham ha confirmado a Weight Watchers como método de adelgazamiento y recomienda su derivación desde Atención Primaria. El documento, publicado en el 'British Medical Journal' y reconocido por la Asociación de Estudio de la Obesidad Británica, ha concluido que la colaboración entre el sistema público de salud y las organizaciones de apoyo mejoran la eficacia de los tratamientos para perder peso.

El estudio 'Lighten Up' fue realizado a 740 hombres y mujeres obesos que acudieron a 17 centros de Atención Primaria. En ellos, se ofrecían diversos tratamientos entre los que estaba seguir el programa 'entulinea' de Weight Watchers. Además, los pacientes tenían las opciones de aplicar los métodos 'Slimming World', 'Rosemary Conley', un método grupal ofrecido por el sistema público de salud y dirigido por una nutricionista, sesiones individuales con una enfermera o una farmacéutica y un grupo de ejercicio físico.

Los resultados han arrojado el dato de que aquellas personas que fueron derivadas a 'entulínea' de Weight Watchers consiguieron perder más kilos y mantener el peso mejor que aquellas que siguieron otros tratamientos de Atención Primaria. Otro de los aspectos que califican a este programa como el más idóneo es que resulta más económico que el tratamiento del sistema público de salud.

PÉRDIDA DE 4,43 KILOS DE MEDIA EN 12 SEMANAS

El profesor de Medicina del Comportamiento de la Universidad de Birmingham y autor del estudio, Paul Aveyard, razona que 'entulinea' es el mejor método de adelgazamiento, asegurando que "pasado un año, los pacientes derivados a Weight Watchers eran los que mantenían la mayor reducción de su índice de masa corporal". Además, al acabar el proceso de adelgazamiento de 12 semanas, estos pacientes "eran los que más peso de media habían pérdido, alcanzando los 4,43 kilos", reitera.

Para Aveyard, "algo tiene que cambiar en la provisión de servicios de salud para reducir el enorme impacto que la obesidad está teniendo en la salud de los ciudadanos y en los costes de los sistemas sanitarios". Ante ello, el profesor asegura que su estudio "presenta una solución real y viable a la obesidad".

Tras analizar el estudio, Weight Watchers sugiere una "alianza estratégica" entre la organización y los profesionales de la salud "para mejorar la lucha a gran escala contra la obesidad y prevención de enfermedades derivadas de la misma".