Publicado 20/04/2021 11:14CET

Empresas.- Theramex lanza una nueva pluma precargada de teriparatida para el tratamiento de la osteoporosis grave

Mujer con esterilla de yoga
Mujer con esterilla de yoga - THERAMEX

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Theramex ha lanzado en España Livogiva, una nueva presentación de teriparatida, el único tratamiento anabólico óseo para la osteoporosis, que se ha desarrollado como una pluma precargada que facilita su uso a los pacientes con alto riesgo de fracturas.

El laboratorio ha destacado que la osteoporosis sigue estando infradiagnosticada e infratratada en España, lo que provoca un gran número de fracturas. Entre la población mayor de 50 años, una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres sufrirá una fractura por fragilidad. Las fracturas de cadera, columna y muñeca son las más comunes y tienen un impacto debilitante en las actividades diarias y la calidad de vida.

"En Theramex estamos comprometidos en apoyar a las personas con osteoporosis. El lanzamiento de Livogiva, un biosimilar, en la nueva pluma precargada, ampliará las opciones existentes y permitirá que más pacientes tengan acceso a estos medicamentos", ha defendido el director general de España y Portugal de Theramex, Javier Carpintero.

El producto se suma a la "creciente" cartera de medicamentos para todas las etapas de la osteoporosis, desde la prevención con calcio y vitamina D hasta los tratamientos, que actualmente incluyen un bifosfonato oral de nueva generación que tiene requisitos de administración flexibles para los pacientes. "Esperamos que estos medicamentos marquen una verdadera diferencia en la vida de los pacientes de osteoporosis de España", ha añadido Carpintero.

Livogiva es un biosimilar del medicamento de referencia Forsteo, la teriparatida, y se ha demostrado su equivalencia terapéutica en un estudio clínico de fase III en pacientes con osteoporosis grave que fueron tratados durante seis meses. La teriparatida está constituida por la secuencia activa de la hormona paratiroidea humana. Estimula la formación de hueso actuando directamente sobre los osteoblastos.

"Dado que la osteoporosis es una patología infradiagnosticada, y por consiguiente insuficientemente tratada, cualquier nuevo medicamento que amplíe las opciones disponibles para los pacientes es bienvenido. Como Livogiva puede ser administrado por los propios pacientes a través de la pluma precargada, esto tiene el potencial de liberar un valioso tiempo de enfermería, ahorrando recursos hospitalarios", ha señalado Iñaki Catalán, responsable de Marketing de Theramex en España.