Retiran varios lotes de sondas femeninas y catéteres de Nelaton, de Unomedical, ante el riesgo de lesiones

Actualizado 21/11/2011 19:41:47 CET

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

La empresa ConvaTec ha informado a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) de la retirada en España de varios lotes de sondas femeninas y catéteres de Nelaton de la marca 'Unomedical', por presentar pequeños arañazos o perforaciones de plástico que podrían producir lesiones a los tejidos con los que entran en contacto.

En el etiquetado de estos productos puede aparecer como fabricante Unomedical A/S o ConvaTec Ltd., aunque los productos se distribuyen en España a través de las empresas Izasa Distribuciones Técnicas y Palex Medical.

En concreto, han detectado que determinados lotes de fabricación tienen pequeños arañazos o perforaciones de plástico a intervalos específicos a lo largo del cuerpo del producto, producidos por una empaquetadora automática después de la fabricación de los productos.

Los lotes afectados son el '415772', '417190' y '417186' de los catéteres, mientras que de las sondas femeninas se han retirado los lotes '415776', '418136', '417198', '415778', '415780', '419423', '417346', '418256', '417345' y '414597'.

El problema es que, según asegura la AEMPS, las marcas de defectos presentes en estas sondas podrían provocar lesiones, como excoriación superficial o irritación en los tejidos con los que entran en contacto durante su uso previsto.

Ambos distribuidores han enviado sendas notas de aviso a los centros y establecimientos sanitarios a los que han suministrado el producto afectado en España, en las que se incluyen las acciones a seguir para proceder a su retirada.

Si dispone en su centro de sondas marca 'Unomedical', recomiendan comprobar si las referencias y lotes se corresponden con los detallados en el apartado de identificación de productos afectados, y en dicho caso no utilizarlas y contactar con la empresa para su devolución.

Asimismo, a los pacientes usuario de sondas de esta marca aconseja comprobar la referencia y el número de lote que aparecen en el etiquetado y, si se corresponden con los detallados, dejar de utilizarlas y contactar con el centro sanitario o la farmacia en la que adquirió el producto.