Ratiopharm lanza 'Eplerenona ratiopharm EFG' para la insuficiencia cardiaca

Actualizado 09/05/2012 20:27:30 CET

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El laboratorio farmacéutico especializado en la producción y comercialización de especialidades farmacéuticas genéricas, Ratiopharm, ha presentado el fármaco 'Eplerenona ratiopharm comprimidos recubiertos con película EFG' dirigido a mejorar la insuficiencia cardiaca (IC). Se trata del primer medicamento genérico bioequivalente a 'Inspra'.

'Eplerenona', que se presenta en envases de comprimidos de 25 miligramos recubiertos con película EFG y financiados por la Seguridad Social, se administra por vía oral y está indicado, además de la terapia estándar incluyendo beta-bloqueantes, para reducir el riesgo de mortalidad y morbilidad cardiovascular en pacientes estables con disfunción ventricular izquierda y signos clínicos de insuficiencia cardiaca después de un infarto de miocardio reciente.

Se recomienda tomar 50 miligramos una vez al día, aunque el tratamiento debe iniciarse con 25 miligramos e incrementarse hasta la dosis óptima de 50 miligramos una vez al día, preferiblemente en cuatro semanas. Además, la terapia con 'eplerenona' debe iniciarse entre los 3 y 14 días posteriores a un infarto agudo de miocardio.

En cuanto al mecanismo de acción, 'eplerenona' se basa en la acción bloqueante selectiva de la aldosterona, que es el mineralocorticoide que se produce, entre otros órganos, en el corazón y los vasos sanguíneos, y produce trastornos del ritmo cardíaco en pacientes con IC.

Asimismo, el fármaco ha demostrado en el estudio 'EPHESUS' que, junto a la terapia estándar tras infarto de miocardio complicado con insuficiencia cardiaca, reduce la mortalidad en un 15 por ciento y las hospitalizaciones por esta patología.

AMPLIA AL ARSENAL TERAPÉUTICO

Con este lanzamiento, el laboratorio farmacéutico contribuye a ampliar el arsenal terapéutico de esta enfermedad en personas de avanzada edad y que constituye una de las principales causas de ingreso hospitalario.

Se calcula que en España medio millón de personas padece insuficiencia cardiaca, y alrededor de los 28 millones la sufre en Europa. Además, las enfermedades cardiovasculares suponen la primera causa de muerte en los países desarrollados y provocan el 40 por ciento de las defunciones que se producen en Europa y el 31,2 de las que tienen lugar en España.

En concreto, el infarto de miocardio es la principal causa de estos fallecimientos y, por ello, es importante que exista un amplio abanico de tratamientos dirigido contra este conjunto de patologías.