Actualizado 15/12/2010 12:28 CET

Empresas.- Un nuevo fármaco en investigación de Roche reduce los síntomas de la esquizofrenia

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo fármaco en investigación de la farmacéutica suiza Roche ha demostrado que puede reducir de forma significativa los síntomas negativos de la esquizofrenia, tales como la falta de motivación, aislamiento social o dificultad por sentir placer en la vida diaria, según los resultados de un estudio en fase II que también demostró que era bien tolerado en la mayoría de casos.

Dicho fármaco, conocido como RG16781, es el primer inhibidor de recaptación de glicina (IRG) que ha conseguido normalizar la neurotransmisión de glutamato elevando los niveles sinápticos de este aminoácido, lo que abre una vía importante en el tratamiento de los trastornos psiquiátricos.

En este estudio, en el que participaron 323 pacientes, se probó la eficacia y el perfil de seguridad de este fármaco en tres dosis (de 10, 30 y 60 miligramos) y en combinación con antipsicóticos de segunda generación.

Así, y después de ocho semanas de tratamiento, se detectó una reducción significativa de síntomas gracias a la Escala de Síntomas psicóticos positivos y negativos (PANSS), mientras que las variables secundarias de valoración se determinaron a partir de la mejoría en las escalas de Impresión clínica global (CGI) y de Rendimiento personal y social (PSP).

Del mismo modo, el porcentaje de pacientes que experimentaron al menos un acontecimiento adverso fue similar en los grupos de placebo y RG1678 (10 y 30 miligramos), mientras que el porcentaje de pacientes retirados del estudio a causa de acontecimientos adversos fue del 1 por ciento en los grupos de placebo y de 10 miligramos, del 9 por ciento en el de 30 y del 10% en el de 60. El porcentaje de abandonos por cualquier razón fue similar en los tres grupos de tratamiento (13-20%).

Según ha destacado el director de Desarrollo Internacional y director médico de Roche, Hal Barron, se trata del "primer medicamento dirigido contra los síntomas negativos asociados con la esquizofrenia que permitiera a los pacientes realizar más eficientemente sus tareas cotidianas.

De hecho, tras estos resultados se iniciaron conversaciones con las autoridades sanitarias que han permitido poner en marcha un programa de fase III para confirmar la eficacia de esta nueva terapia.