IVI registra un aumento del 34% en los tratamientos reproductivos de mujeres mayores de 40 años

Actualizado 03/09/2012 14:13:23 CET

MADRID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

La clínica IVI ha registrado un aumento del 34 por ciento del número de tratamientos de reproducción asistida a pacientes mayores de 40 años durante el último lustro. En concreto, el año pasado, más de 6.000 mujeres de entre 40 y 49 años recurrieron a este procedimiento.

"Esta cifra incrementa cada año un poco más, de la misma manera que lo hace el número de parejas que necesitan la ayuda de la fecundación 'in vitro' para poder ser padres", explica el director médico del Grupo IVI, el doctor Antonio Requena. "En el año 2007, atendimos a un total de 3.486 pacientes mayores de 40 y en 2011 ya eran 6.040 las mujeres con este perfil que acudieron a nuestras clínicas", precisa.

Asimismo, los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que el número de mujeres que deciden ser madres a partir de los 40 ha aumentado un 32,6 por ciento entre los años 2007 y 2011. Además, se ha retrasado la edad media para tener un hijo hasta los 32,1 años.

"La decisión de posponer la maternidad está contribuyendo a aumentar el número de parejas con dificultades para concebir, puesto que la edad es uno de los principales condicionantes de la capacidad reproductiva de las mujeres. Llegados los 40, son muchas las mujeres que sienten que están en su mejor momento tanto a nivel laboral como afectivo, han logrado desarrollar una carrera profesional, disfrutan de una relación estable con su pareja pero la capacidad reproductiva no se ha adaptado a estos cambios sociales para cumplir sus deseos de maternidad tardía", explica el director médico de IVI.

Dicho esto, recuerda que la medicina reproductiva ofrece dos posibilidades a las mujeres: congelar sus ovocitos cuando todavía son jóvenes "para poder usarlos cuando los necesiten o recurrir a óvulos de donante para poder ser madres en el caso de que fallen los propios en el tratamiento". En el caso de que se decida intentar el embarazo con óvulos propios, el Diagnóstico Genético Preimplantacional "ayudará a mejorar los resultados de embarazo en pacientes de más edad", concluye.