'Humira' (Abbott) aprobado en Europa para el tratamiento de la espondiloartritis axial no radiográfica

Actualizado 03/09/2012 15:10:00 CET

MADRID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha aprobado el uso de adalimumab, comercializado por Abbott como 'Humira' para el tratamiento de adultos con espondiloartritis axial (EsAax) grave, sin signos radiográficos de daño estructural, de modo que se convierte en la primera y única terapia aprobada para su tratamiento en adultos.

"Esta primera aprobación de un fármaco anti-TNF para la EsA axial no radiográfica constituye un avance significativo en el control de la enfermedad de estos pacientes. 'Humira' ha confirmado el perfil positivo beneficio-riesgo en la EsA axial no radiográfica y el acceso a esta opción de tratamiento podría ayudar a los médicos a tratar incluso a más pacientes afectados por esta enfermedad", según el doctor Joachim Sieper, Jefe de Reumatología del Campus Benjamin Franklin del Charité University Hospital, Berlín (Alemania).

Por sus parte, el doctor John Leonard, vicepresidente Senior de Investigación y Desarrollo Farmacéutico de Abbott, ha explicado que "con esta indicación adicional de 'Humira', los médicos tienen actualmente la opción de tratar una enfermedad para la cual todavía no existe ningún fármaco autorizado".

"Esta aprobación marca un nuevo avance en el compromiso de Abbott con la innovación constante de 'Humaria' en el tratamiento de una amplia diversidad de enfermedades inflamatorias inmunitarias de difícil tratamiento", añade.

Esta aprobación supone la octava indicación de 'Humira' en la Unión Europea desde que el producto fue aprobado por primera vez en 2003. La EsAax, que incluye la espondilitis anquilosante (EA) y la EsAax-nr, puede ser una enfermedad debilitante que se manifiesta principalmente con lumbalgia crónica y rigidez, y también puede acompañarse de artritis, inflamación ocular y/o del tubo digestivo.

Las personas con EsAax-nr pueden presentar signos y síntomas similares a la EA, lo que incluye dolor crónico y pérdida funcional, aunque sin signos radiográficos de daño estructural. La EsAax no radiográfica se observa con mayor frecuencia en individuos más jóvenes, en su etapa más productiva, y puede pasar desapercibida durante años.