Actualizado 23/02/2010 14:13 CET

Empresas.- La distribuidora Cofares facturó 2.725 millones de euros en 2009 y su cifra de negocio crece pese a la crisis

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La empresa de distribución farmacéutica Cofares alcanzó en 2009 una cifra de negocio de 2.725 millones de euros, un 8,74 por ciento más que en el año anterior, de los cuales 2.579 millones proceden de las ventas a las oficinas de farmacia pese a que este sector "está notando fuertemente la crisis económica", según afirmó el director general del grupo, José Antonio López Arias, durante la presentación de los resultados económicos.

Este grupo confirma así su liderazgo como "primer operador" de esta rama de la distribución, con una cuota de mercado de más del 21 por ciento, caracterizada por la presencia de empresas centradas en la distribución regional o de un área determinada, muchas de ellas incluso uniprovinciales.

Del mismo modo, el EBITDA generado alcanzó los 30,1 millones de euros y los recursos generados por el grupo o 'cash flow' se situó en 18,6 millones, gracias a la marca propia de productos 'Farline', que creció un 25 por ciento en ventas "en un mercado que este año ha decrecido".

Todo ello ha generado un importante beneficio consolidado de 8,1 millones de euros aunque, como reconoció López Arias, podría haber sido superior "de no haber habido una situación de crisis económica de riesgo".

De hecho, la actual crisis ha propiciado que el año haya sido "muy complicado", ya que les ha llevado a "tomar decisiones de gestión todos los días", "no sólo por la situación económica de la oficina de farmacia y el propio entorno, que ha ralentizado fuertemente el crecimiento".

"Lo más importante es intentar no tener costes excesivos, y ser capaz de optimizar la distribución a la oficina de farmacia", señaló López Arias, para lo que han tenido que "ajustar mucho, tanto las plantillas como el gasto operativo, al tiempo que han hecho inversiones para mantener el nivel de calidad para generar lo mismo, pero con menos gasto".

Es más, pese a la actual situación Cofares ha incorporado nuevos socios cooperadores (369) y colaboradores (35), y conseguido mantener la plantilla de trabajadores, con más de 2.000 empleados.

FUTURO INCIERTO

Pese a estos datos, López Arias resaltó el futuro "incierto" que espera a este sector para los próximos años, ya que la disminución de precios de los medicamentos realizada por los decretos de precios de referencia del Ministerio de Sanidad y Política Social está "complicando" la gestión de las distribuidoras ya que "si el margen es un porcentaje sobre el valor del artículo y éste es muy bajo no cubrimos los costes propios de distribución por esta situación".

Del mismo modo, pidió un cambio estructural en la financiación sanitaria para proteger las oficinas de farmacia, ya que "se está comprometiendo su viabilidad" y hay "empresarios individuales y autónomos que se han jugado su dinero". De hecho, añadió, de no cambiar el modelo está previsto que en los próximos 10 años se reduzca en un 50 por ciento el número de oficinas de farmacia.

"Lo único que se va a conseguir es que la prestación sea de peor calidad, porque al final el número de oficinas de farmacia viables disminuirá, y aquellas que sobrevivan tendrán menos recursos y podrán invertir menos en sus clientes", advirtió.