Empresas.- Daiichi Sankyo aumenta sus ventas a nivel mundial hasta alcanzar los 8.550 millones de euros

Actualizado 07/06/2011 17:14:02 CET

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La farmacéutica japonesa Daiichi Sankyo ha aumentado sus ventas a nivel mundial hasta alcanzar la cifra de 8.550 millones de euros en el ejercicio fiscal de 2010 (que comprende del 1 de abril de 2010 al 31 de marzo de 2011), frente a los 7.260 millones de euros del año anterior.

Asimismo, el beneficio operativo también se incrementó, pasando de 728 millones de euros a más de 1.000 millones. En estos resultados ha sido esencial la contribución de la compañía filial Ranbaxy, que ha doblado su cifra de beneficios antes de impuestos de 142,570 millones de euros en 2009 a 313.108 millones en el último ejercicio.

De este total, la japonesa ha invertido en su último ejercicio fiscal 1.710 millones de euros en I+D. Esto supone un 20,1 por ciento sobre sus ventas, lo que sitúa a la compañía muy por encima de la media del sector estimada entre el 15 y el 17 por ciento.

Por su parte, la cifra total de ventas de la japonesa en Europa ha aumentado hasta alcanzar los 587 millones de euros. En este sentido, para el presente año fiscal, la compañía espera generar unas ventas por valor de 670 millones de euros en el continente, mientras que el objetivo para 2012 es que las actividades de la compañía en el continente crezcan hasta lograr 1.200 millones de euros, en este caso incluyendo los resultados de la compañía filial Ranbaxy.

RETOS DE FUTURO

Entre sus planteamientos de futuro destaca la apuesta por la investigación en oncología. "Nuestro objetivo para el año 2015 es desarrollar una cartera de medicamentos frente al cáncer que sean los primeros en su clase. Para ello resulta esencial la contribución a la investigación oncológica que se está desarrollando en toda Europa", indica el CEO de Daiichi Sankyo Europa, Reinhard Bauer.

Un ejemplo de ello es la investigación con tivantinib para cáncer de pulmón, que comenzó el reclutamiento de pacientes para su estudio en fase III en abril de 2011. Además, la compañía está desarrollando otra terapia contra el cáncer de pulmón, U3-1287, actualmente en fase II y tiene otros agentes en estudios fase I y fase II.

Además de preparar su entrada en el ámbito oncológico, Daiichi Sankyo sigue trabajando para reforzar su cartera de tratamientos cardiovasculares. Es el caso del anticoagulante edoxabán, un inhibidor del factor Xa que se administra vía oral una vez al día, para el que recibió la autorización de comercialización de Japón para la prevención de tromboembolismo venoso tras cirugía ortopédica mayor.

"Esperamos que edoxabán (comercializado con el nombre de 'Lixiana') se lance en Japón este verano, lo que nos permitirá demostrar en la práctica clínica la superioridad de nuestro inhibidor del factor Xa respecto a las terapias tradicionales", afirma Bauer.

En la actualidad se están desarrollando dos estudios fase III sobre edoxabán. El primero se centra en la prevención de ictus y eventos embólicos sistémicos, y en él participan más de 21.000 pacientes con fibrilación auricular. Por otro lado, se analiza el papel del anticoagulante en la prevención de tromboembolismo venoso en una investigación en la que participan 7.500 pacientes.