Empresas.- Biotherm crea el primer dermobiótico basado en plancton termal puro que refuerza las defensas de la piel

Actualizado 05/11/2007 13:17:57 CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los laboratorios Biotherm crean el primer dermobiótico basado en plancton termal puro que refuerza las defensas de la piel y actúa como un probiótico desde el interior de las células dérmicas, informó hoy la compañía en un comunicado.

Este nuevo tratamiento combate las agresiones diarias que alteran el sistema de defensa de la piel y provocan su envejecimiento. Para evitarlo y preservar la salud, es necesario mantener en óptima forma los mecanismos de autodefensa naturales de las células cutáneas. En este sentido, científicos de la compañía Biotherm aconsejan utilizar plancton termal puro, base de los dermobióticos.

En este sentido, los denominados alimentos probióticos, cuyo mercado genera actualmente 2.000 millones de euros, poseen microorganismos vivos con propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Según Biotherm, el plancton termal puro actúa de forma similar a los alimentos probióticos. Cuando este potente agente entra en contacto con las células de la piel, estas reaccionan y activan sus sistemas de defensa.

El plancton termal es una microflora de origen natural que nace y vive en aguas calientes y sulfurosas de las fuentes termales. Su composición es muy rica en minerales, vitaminas, oligoelementos y proteínas.

En los años 90, y tras 20 de investigación, los científicos consiguieron aislar y posteriormente cultivar por biofermentación un concentrado activo: el plancton termal puro; una obtención de gran pureza que ha permitido realizar grandes avances en el estudio de su modo de acción y de la seguridad de su uso.

Los laboratorios de investigación de Biotherm pretenden demostrar con que el plancton termal puro tiene la capacidad de estimular los genes de las principales células cutáneas responsables de producir la enzima MnSOD mitocondrial, clave en el control de la oxidación celular, una de las causas del envejecimiento cutáneo, inhibiendo desde su origen en el interior de las células la formación de radicales libres. Esto se consigue con la ayuda de la técnica puntera de los llamados chips de ADN.

En un estudio llevado a cabo en colaboración con la prestigiosa Universidad de Stanford, y mediante ensayos clínicos realizados con un grupo de voluntarios, los investigadores comprobaron el efecto desintoxicante y protector del plancton termal puro tras la exposición a los rayos UV.

Las células cutáneas se ponen en alerta máxima al entrar en contacto con este agente, activando sus propias defensas y consiguiendo que el número de células muertas afectadas por el sol se vea ampliamente reducido.