Bioibérica consigue el certificado ISO 50.001 por su "constante mejora" en su gestión energética

Actualizado 29/10/2012 11:46:36 CET

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La biotecnológica española Bioibérica ha obtenido la certificación de la norma ISO 50.001 que reconoce los niveles de excelencia alcanzados por la compañía en la "constante mejora" de su gestión energética, reducción de costes y mejora de los rendimientos energéticos de las instalaciones, lo que supone "un paso más" para su autosuficiencia energética plena.

Tanto en la fábrica central de Bioibérica, ubicada en Palafolls (Barcelona), como en los otros 6 centros de producción en Toledo, Olérdola, Estados Unidos, Brasil, Polonia e Italia, se han implantado numerosas medidas para ahorrar en los consumos de gas, electricidad y emisiones de gases invernadero.

En este sentido, se ha aislado casi el 100% de tuberías y equipos potencialmente generadores de pérdidas térmicas, se realiza el control y seguimiento de calderas, se ha instalado iluminación automática con tecnología led en el almacén central, se realizan auditorías termográficas trimestrales y se hace el seguimiento de ratios de consumo energético/ materia prima, entre otras.

El consejero delegado de la compañía, José Escaich, ha subrayado que "uno de los factores clave en todo este proceso ha sido la implicación y concienciación de los trabajadores de Bioibérica, que han sabido adaptarse y dar una rápida respuesta para que la empresa sea un referente en el sector también en eficiencia energética".

Además, en los próximos tres años Bioibérica se ha propuesto una reducción de consumo energético por unidad productiva del 15 por ciento, la obtención del 10 por ciento de la energía a partir de la valorización sus coproductos y del 5 por ciento a partir de energías renovables, para poder garantizar el 100 por ciento de las necesidades energéticas.

"La escasez de recursos energéticos y las consecuencias medioambientales asociadas a su consumo han hecho que nos marquemos el objetivo de llegar a la autosuficiencia energética plena", ha explicado Escaich, que reconoce que también están estudiando "una futura inversión en una planta de biogás para la producción de calor y electricidad".

Además de la ISO 50.001, también cuenta con las certificaciones ISO 9.001 de calidad, ISO 14.001 y EMAS de medio ambiente, OSHAS 18.001 de seguridad y con la SA 8.000 de compromiso social.