Actualizado 25/02/2010 14:29 CET

Empresas.- AMPL.- Zeltia reduce en un 36 por ciento sus pérdidas en 2009, hasta los 25,8 millones

Confían en cerrar sin pérdidas el ejercicio en 2011 gracias en parte a las ventas por 'Yondelis', aprobado como tratamiento para cáncer de ovario

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Zeltia finalizó el ejercicio 2009 con unas pérdidas de 25,8 millones de euros, lo que supone una reducción del 36,3 por ciento respecto al saldo negativo de 40,6 millones de 2008, informó hoy la compañía farmacéutica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la compañía alcanzó un saldo negativo de 16,1 millones de euros, lo que supone una mejora del 48,3 por ciento frente a las pérdidas del ejercicio anterior. Sin embargo, y según explicó la directora financiera del grupo, María Luisa de Francia, "las previsiones para este año son buenas" y aspiran a llegar a un equilibrio a nivel de ebitda.

De hecho, no descartó acabar con las pérdidas para el año 2011 --"es nuestra aspiración", destacó De Francia--, sobre todo "teniendo en cuenta que ni su coste financiero ni sus amortizaciones son muy elevadas".

Los ingresos ordinarios por ventas de la compañía alcanzaron 123,38 millones de euros, un 17,2 por ciento más, frente a 105,3 millones de euros en 2008, impulsados por el incremento de las ventas del sector biofarmacéutico.

En concreto, el segmento de Biofarmacia creció un 53,3 por ciento, gracias a las ventas de 'Yondelis' --medicamento empleado en el tratamiento para el cáncer de ovario y el sarcoma de tejidos blandos-- que alcanzaron los 44,12 millones de euros a finales del período.

Como explicó Luis Mora, director general de PharmaMar, la filial biotecnológica de Zeltia encargada de comercializar este producto, hasta el pasado mes de noviembre la Comisión Europea no autorizó la comercialización de este producto, por lo que para 2010 esperan que "empiece a verse realmente un incremento de ventas".

Para ello, tanto en España como en otros países de la UE están pendientes de que 'Yondelis' se incluya dentro del sistema de reembolso de los sistemas nacionales de salud, un proceso "que puede durar entre uno y seis meses". De hecho, Mora aseguró que "están recibiendo llamadas de algunas pacientes que están a la espera para ser tratadas".

Del mismo modo, están pendientes de la autorización de este fármaco en Estados Unidos, donde la Agencia Americana del Medicamento (FDA, en sus siglas en inglés) reclamó datos "maduros" de supervivencia que el socio de PharmaMar en este mercado, Johnson&Johnson, está a la espera de poder recopilar.

GENÓMICA TAMBIÉN AUMENTA SUS VENTAS

En cuanto a su filial Genómica, primera compañía española en el campo del diagnóstico molecular, aumentó sus ventas totales un 37 por ciento hasta llegar a los 7,3 millones de euros, mientras que las ventas de kits de diagnóstico en plataforma tecnológica AT registraron un crecimiento del 50 por ciento.

Sin embargo, aseguró la directora general de esta compañía, Rosario Cospedal, las previsiones van en aumento y para 2010 esperan un crecimiento de un 83 por ciento. Entre sus planes de negocio, destacó la ampliación a otras comunidades de su campaña de detección del cáncer de cérvix (realizada este año en Castilla y León).

Asimismo, confían en poder colaborar con los ministerios del Interior o Defensa en programas de análisis de ADN, extendiendo así su relación con las Fuerzas de Seguridad del Estado, ya que actualmente trabajan con el laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil para la identificación genética de sus detenidos.

Respecto al sector de Química de Gran Consumo, la cifra de ventas ascendió a 71,2 millones de euros, un 0,7 por ciento más respecto a 2008, a pesar del entorno económico "adverso" que afectó al consumo, indicó la farmacéutica.

La firma indicó que, una vez deducida la deuda financiera a corto plazo, la tesorería disponible del Grupo ascendió a 30,5 millones de euros, mientras que el consumo neto de caja de las actividades de explotación se situó en una media mensual de dos millones de euros, un 34 por ciento menos respecto al año anterior.