Actualizado 12/04/2011 18:39 CET

El 81% de diabéticos tipo 2 sometidos a cirugía metabólica en el H. Quirón de Zaragoza supera la enfermedad

Médico Jorge Solano Y Gerente De Quirón Zaragoza, Cristina Guarga
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 81 por ciento de los pacientes con diabetes tipo 2 sometidos a cirugía metabólica en el Hospital Quirón de Zaragoza han superado la enfermedad, según ha explicado el jefe de Cirugía Laparoscópica Avanzada de este hospital, Jorge Solano, y la directora gerente de este centro, Cristina Guarga.

Un total de 42 pacientes han sido sometidos a esta operación desde febrero de 2010 en este centro, el que mayor número de casos ha intervenido en España con esta técnica, personas que sufrían de diabetes tipo 2 y presentaban al menos una cierta obesidad y de las que 34 ya no sufren esta patología y otras ocho están tomando pastillas, aunque han reducido la cantidad que deben ingerir.

No obstante, Solano ha estimado que de esas ocho a cuatro se les retirará la medicación ya que ha explicado que después de ser sometidos a la intervención y tras un mes sin pastillas ni insulina algunas personas se "descompensan" y requieren de pastillas, si bien en la mayoría de los casos se les van quitando paulatinamente.

El facultativo ha aclarado que no todas las personas con diabetes pueden someterse a este tipo de intervención, sino que se requiere de unas características, como son tener diabetes tipo 2, entre 18 y 65 años, un índice de masa corporal de entre 30 y 35, una diabetes mal controlada y la existencia de reserva pancreática de insulina.

Según ha apuntado, el 60 por ciento de los diabéticos tipo 2 está en este perfil y ha estimado que 1,2 millones de españoles podrían beneficiarse de esta técnica, del total de 2,5 millones de diabéticos que hay en España. En el caso de Aragón, ha comentado que podrían ser unas 30.000 personas.

El facultativo ha advertido de que este tipo de intervención no está recomendado para personas que no sean obesas, ya que en esos casos no da tan buenos resultados, con un 50 por ciento de éxito. En este sentido, ha avanzado que están esperando la autorización para poder introducir una prótesis temporal en el estómago y si se ve que desaparece la diabetes realizar el by pass y sino, no.

OTROS BENEFICIOS

El jefe de Cirugía Laparoscópica Avanzada del Hospital Quirón Zaragoza ha precisado que gracias a esta intervención no sólo desaparece la diabetes sino también la hipertensión arterial en el 57,8 por ciento de los casos, el colesterol alto en el cien por cien y la hipertrigliceridemia en el 93,7 por ciento de los casos --en todos excepto aquellos en que esta patología es de origen hereditario--.

Jorge Solano ha adelantado que el objetivo sería que estas personas mantengan su situación normal de por vida y reducir las complicaciones y la mortalidad a medio y largo plazo, teniendo una supervivencia igual a la de la población normal ya que actualmente las personas con diabetes tipo 2 tiene una menor supervivencia.

También evitar las enfermedades asociadas a esta patología ya que los altos índices de azúcar de forma permanente que implica lleva a largo plazo a deteriorar los vasos sanguíneos y a generar enfermedades como infartos de corazón y cerebro, retinopatía y ceguera, problemas en el riñón, siendo precisa la diálisis, e incluso amputaciones.

El facultativo ha asegurado que los pacientes están "francamente contentos" y ha comentado que la operación tiene un coste de unos 12.000 euros ya que requiere de tecnología "muy cara", si bien ha recordado que el coste por paciente diabético es de unos 1.600 euros al año en España y es la principal causa de ingreso hospitalario.

OPERACIÓN

El jefe de Cirugía Laparoscópica Avanzada del Hospital Quirón Zaragoza ha explicado que la operación se realiza a través de cirugía laparoscópica, efectuando entre cuatro y cinco incisiones, y dura entre 35 y 65 minutos, pasando el paciente a planta y requiriendo un ingreso de entre 48 y 72 horas.

Además, se le da al paciente complejos vitamínicos, si bien a los 25 días de la operación estos pacientes "comen de todo", salvo dulces y no se recomienda tampoco consumir alcohol y frutos secos.

Muchos pacientes "desde el primer mes" tras la operación ya no son diabéticos, sin haber presentado esta cirugía "complicaciones graves" y con una "franca mejoría de los pacientes" que, según ha comentado, suelen quedarse a la expectativa tras la intervención al no requerir de insulina después de haber estado durante años con ella. Además, cuatro de ellos dicen haber superado una disfunción eréctil.

La operación consiste en realizar un by pass pancreático metabólico, es decir, una reducción del estómago y su conexión directa con la parte final de intestino, evitando la zona inicial, ya que ésta segrega hormonas que suben el azúcar y la segunda que hace lo contrario.

El facultativo ha aclarado que la operación es reversible "por si algún día hubiera problemas" y que se debe hacer de forma "segura y rápida" y ha subrayado la necesidad de que los especialistas que la practiquen tengan experiencia en operar obesidad mórbida.

De los 42 pacientes operados en la Clínica Quirón, 25 son hombres y 17 mujeres y 19 son aragoneses; la edad media es de 50,8 años --siendo el más joven de 28 y el más mayor de 61--, con diabetes tipo 2 al menos durante 8,2 años y que tomaban pastillas, insulina o ambas cosas. Alguno ya sufría retinopatía, colesterol e hipertensión alta; dos habían sufrido un derrame cerebral y cinco un infarto de miocardio.