Actualizado 16/04/2021 16:41 CET

La empresa española HIPRA prevé producir 400 millones de dosis de su vacuna Covid-19 durante el 2022

Pedro Sánchez visita a las instalaciones de producción de HIPRA
Pedro Sánchez visita a las instalaciones de producción de HIPRA - HIPRA

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

La empresa española HIPRA, situada en Amer (Girona), prevé producir 400 millones de dosis de su vacuna Covid-19 durante el 2022, según ha informado la compañía con motivo de la visita, este viernes, del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Se trata de una vacuna de proteína recombinante que ha sido diseñada para optimizar su seguridad e inducir una potente respuesta inmunitaria neutralizadora del virus de la Covid-19. Además, se conservará entre 2 y 8 grados centígrados, lo que facilitará su logística y distribución.

Durante la visita, Sánchez se ha reunido con la dirección de la empresa para seguir de primera mano los avances en la investigación de la vacuna contra la Covid-19, cuyos ensayos clínicos se prevé que inicien en junio.

Se espera que los ensayos clínicos culminen con éxito para iniciar la producción en octubre de este mismo año, con el objetivo de poner en marcha su comercialización a finales de 2021, sujeto a la obtención de las autorizaciones oportunas.

Según las proyecciones actuales de HIPRA, está previsto que se produzcan 400 millones de dosis durante el año 2022, y para el 2023 se podrían alcanzar los 1.200 millones de dosis. Cuenta con un modelo de organización singular, al controlar internamente todos los procesos de la cadena de valor, que le genera un 'know how' único y la posiciona como referente en la investigación, producción y comercialización de vacunas.

El proyecto de HIPRA cuenta con el apoyo de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), así como de los Ministerios de Sanidad, Industria y Ciencia e Innovación. En estos momentos, HIPRA también está llevando a cabo una línea de investigación en colaboración con el Hospital Clínic de Barcelona para el desarrollo de una vacuna contra la Covid-19 basada en el mRNA del virus.

Contador