Publicado 27/05/2021 18:05CET

La EMA no puede confirmar los beneficios de los corticosteroides inhalados en pacientes con Covid-19

Archivo - Inhalador, asma
Archivo - Inhalador, asma - AMERICAN HEART ASSOCIATION - Archivo

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en ingles) ha advertido este jueves de que el grupo de trabajo Covid-19 de la agencia ha informado de que no hay evidencia suficiente de que los corticosteroides inhalados sean beneficiosos para las personas con Covid-19.

Además, aunque el grupo de trabajo no ha encontrado riesgos de seguridad en los estudios hasta el momento, no pudo excluir la posibilidad de daño por el uso de corticosteroides inhalados en pacientes con Covid-19 que tienen niveles normales de oxígeno.

Este anuncio se produce tras una revisión de la evidencia actual en medio del creciente interés en los corticosteroides inhalados (por ejemplo, budesonida, ciclesonida) para el tratamiento de pacientes ambulatorios con Covid-19. Los corticosteroides inhalados se utilizan generalmente para tratar afecciones inflamatorias del pulmón, como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Tras el informe del COVID-ETF, grupo que reúne a expertos de toda la red europea de regulación de medicamentos para facilitar una acción reguladora rápida y coordinada sobre medicamentos y vacunas para COVID-19, la EMA señala que se necesitan más pruebas de ensayos clínicos para establecer los beneficios de los corticosteroides inhalados en personas con Covid-19.

La evidencia actual de los ensayos clínicos respalda el uso de dexametasona, un corticosteroide sistémico, en pacientes con Covid-19. En septiembre de 2020, sobre la base de datos sólidos, la EMA aprobó el uso de dexametasona oral o inyectable en pacientes con COVID-19 que requieren oxigenoterapia suplementaria .

Asimismo, la agencia europea informa de que seguirá supervisando el uso de medicamentos para tratar o prevenir el Covid-19 con el fin de ofrecer recomendaciones actualizadas a los profesionales sanitarios de la UE.