Publicado 25/05/2022 14:35

Diabolution de Boehringer Ingelheim busca promover un modelo multidisciplinar centrado en el paciente

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El proyecto Diabolution, impulsado por Boehringer Ingelheim en colaboración con distintos agentes de salud, es una iniciativa de ámbito nacional que busca mejorar el abordaje de la Diabetes tipo 2 (DM2) y promover un modelo multidisciplinar centrado en el paciente.

Esta patología afecta a cerca de 5 millones de personas en España, y se estima que alrededor de 2 millones de pacientes no están aún diagnosticados, lo que supondría cerca del 43 por ciento de la población con DM2. En cifras globales 12 de cada 1.000 españoles son diagnosticados anualmente de esta enfermedad silente.

Estos datos, junto a la elevada prevalencia (13,8%2) y el gasto asociado (entre costes directos e indirectos, se dedican anualmente 8.609 millones de euros) pone sobre la mesa la necesidad de encontrar fórmulas que mejoren los resultados en salud de las personas afectadas, y a la vez, sean más sostenibles para el sistema sanitario.

En este sentido, los expertos señalan que es importante abandonar el modelo tradicional centrado en el control de la glucosa y avanzar hacia un enfoque holístico centrado en el paciente para reducir el riesgo de sufrir complicaciones cardiovasculares, siendo éstas en la actualidad la primera causa de muerte entre las personas con DM2.

Con el trabajo colaborativo de todos los agentes de salud involucrados, Diabolution ha servido para identificar las necesidades más urgentes en torno a la atención a la DM2. Todas ellas se recogen en un Documento de Consenso multidisciplinar, junto a propuestas de mejora. Entre sus conclusiones, se insiste en la importancia de promover un abordaje multidisciplinar e integral centrado en la persona con DM2, definiéndose 7 retos y 33 recomendaciones para su implementación en servicios regionales y organizaciones sanitarias.

Conrado Domínguez, Director del Servicio Canario de Salud, explica que se debe apostar por "modelos centrados en las personas con esta patología, promover activamente la prevención y el autocuidado, atender las necesidades sociales de los enfermos crónicos y mejorar los procesos de información para poder valorar de forma clara y objetiva los resultados en salud".

Diabolution también identifica otras medidas necesarias y complementarias al abordaje multidisciplinar. Estas son: reactivar la atención a las personas con DM2, especialmente tras las complicaciones derivadas por la COVID-19; impulsar la coordinación entre niveles asistenciales y profesionales; aplicar de forma adecuada la atención no presencial; reforzar las actuaciones de carácter no farmacológico e impulsar la educación diabetológica de las personas con DM2.

UNA INICIATIVA NACIONAL CON ADAPTACIÓN LOCAL

El proyecto aúna los conocimientos de expertos sanitarios de España, destacando la importancia de adaptar los aspectos identificados a la realidad de cada territorio. Para ello, colabora con los agentes de salud locales en la implementación de modelos acordes a las necesidades concretas de cada región. Ejemplo de ello son las iniciativas puestas en marcha en las comunidades de Murcia, Extremadura y Andalucía.

El Servicio Murciano de Salud (SMS) y Boehringer Ingelheim buscan optimizar la asistencia a las personas con DM2, una patología que afecta a más de 209.550 personas en la región. Para ello, cuentan con el trabajo de un grupo multidisciplinar de sanitarios de la zona, incluyendo gestores, médicos y enfermeros que se han unido para impulsar la implementación de un proceso asistencial integrado (PAI) en la región. El objetivo final es reducir la comorbilidad asociada, gracias a la continuidad asistencial y la unificación de los procesos clínicos. Similar ha sido el caso desarrollado por la compañía junto al Sistema Extremeño de Salud para la aplicación del PAI en dos áreas sanitarias de la Comunidad.

En el caso de Andalucía, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y Boehringer Ingelheim han puesto el foco en optimizar la capacidad de diagnóstico y avanzar en un modelo de asistencia centrado en el paciente. Al igual que en los casos anteriores, cuentan con el apoyo de un grupo multidisciplinar, formado por gestores, médicos, enfermeros y farmacéuticos de la comunidad. Algunas de las medidas que se llevan a cabo son el desarrollo de consultas telemáticas y la mejora de los procesos de diagnóstico y revisión, con especial atención a las complicaciones crónicas como las macrovasculares. Se busca así optimizar los procesos de asistencia a la DM2, que afecta a más de un millón de andaluces.

Más información