Destacan los beneficios de los medicamentos biosimilares en las personas con osteoporosis

Publicado 10/10/2019 17:25:13CET
Persona mayor con osteoporosis
Persona mayor con osteoporosis - GEDEON RICHTER

   MADRID, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Expertos reunidos en un encuentro organizado para conocer la oportunidad que suponen los medicamentos biosimilares han destacado la utilidad que tienen estos fármacos para las personas que padecen osteoporosis, una enfermedad que se caracteriza por una disminución y un deterioro de la masa ósea que conduce a un mayor riesgo de sufrir fracturas por fragilidad, especialmente en mujeres y en mayores de 50 años.

   Asimismo, durante el acto, organizado con motivo de la celebración, el próximo 20 de octubre, del Día Mundial de la Osteoporosis, el especialista en Reumatología del Hospital del Mar y Presidente de la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral (SEIOMM), Josep Blanch Rubio, ha destacado la importancia de la prevención mediante el desarrollo de hábitos saludables y los tratamientos médicos preventivos.

   Seguidamente, el especialista en metabolismo óseo del Hospital Universitario Central de Asturias y presidente electo de la SEIOMM, Manuel Naves Díaz, ha reiterado la utilidad de los biosimilares como medicamentos que mejoran la accesibilidad de los pacientes a los medicamentos biológicos y reducen el gasto sanitario en el Sistema Nacional de Salud.

   Sin embargo, y debido a su naturaleza asintomática, la mayoría de los pacientes con fracturas osteoporóticas no reciben tratamiento preventivo después de su primera fractura, a pesar de ser cinco veces más propensos a sufrir una segunda fractura en el plazo de dos años. Por ejemplo, en mujeres se calcula que solo el 28 por ciento recibe tratamiento preventivo después de la primera fractura por fragilidad.

   En el año 2006, la Unión Europea aprobó el primer medicamento biosimilar o, lo que es lo mismo, el primer medicamento similar a un medicamento biológico ya autorizado, lo que se denomina fármaco de referencia. Los principios activos de los medicamentos biosimilares están elaborados por microorganismos vivos, por lo que pueden presentar algunas pequeñas diferencias con respecto al medicamento de referencia.

   En los medicamentos biosimilares autorizados se ha demostrado que estas pequeñas diferencias no son clínicamente significativas y no afectan ni a la seguridad ni a la eficacia del medicamento. En este sentido, la autorización de los biosimilares está sujeta a las mismas normas de calidad farmacéutica, seguridad y eficacia que se aplican a todos los demás medicamentos biológicos aprobados en la UE.

   Uno de los principales valores atribuibles a los medicamentos biosimilares, tal y como han explicado los expertos, es la posibilidad de que un mayor número de pacientes acceda a tratamientos biológicos debido a la reducción de coste respecto al medicamento de referencia. Además, han informado de que otro valor a tener en cuenta es la contribución de los medicamentos biosimilares a la sostenibilidad del sistema sanitario ya que contribuyen al ahorro en la factura farmacéutica y al acceso a terapias biológicas de calidad.

   Finalmente, los expertos han asegurado que la incorporación de los medicamentos biosimilares contribuye a acrecentar sustancialmente el acceso de los pacientes a tratamientos innovadores gracias al ahorro hospitalario y al incentivo de la investigación de nuevos productos por parte de la industria biofarmacéutica.

Contador

Para leer más