Descubren un posible nuevo fármaco que podría ser efectivo en pacientes resistentes a la quimioterapia

Publicado 07/10/2019 13:39:37CET
Célula de cáncer de mama
Célula de cáncer de mama - ANNE WESTON, FRANCIS CRICK INSTITUTE

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo tipo de medicamento que bloquea una de las principales vías de escape del cáncer de la quimioterapia podría usarse para tratar los cánceres de mama agresivos, según han demostrado científicos del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres (Reino Unido). Según sus hallazgos, este fármaco podría reactivar la respuesta a la quimioterapia en cánceres que se habían vuelto resistentes, tanto en células cultivadas en el laboratorio como en ratones.

El medicamento, conocido como BOS172722, funciona forzando a las células cancerosas a través de la división celular demasiado rápido, lo que conduce a errores fatales en la parcelación del ADN. El primer ensayo clínico de este posible nuevo tratamiento está ahora en marcha en tumores sólidos (incluidos los agresivos cánceres de mama triple negativo). Los investigadores creen que también podría ser eficaz contra otros cánceres de rápido crecimiento, incluido el cáncer de ovario.

Este nuevo fármaco, cuyos detalles se han publicado en la revista 'Molecular Cancer Therapeutics', bloquea una molécula llamada MPS1, que desempeña un papel central en el control de la división celular. MPS1 participa en la organización de los cromosomas durante la división celular, asegurándose de que se distribuyan correctamente entre las células hijas y de que la división celular no se lleve a cabo hasta que se hayan repartido de forma uniforme.

Al bloquear la MPS1 usando los nuevos medicamentos, las células cancerosas se aceleran a través de la división celular con el número equivocado de cromosomas y mueren como consecuencia. Los investigadores encontraron que las células cancerosas en los platos de laboratorio tratados con el inhibidor MPS1 pasaron por la división celular en solo 11 minutos, en comparación con 52 minutos sin el medicamento. Las células de división rápida, desde los cánceres de mama triple negativos hasta los cánceres de ovario y de pulmón, fueron especialmente sensibles a los efectos del bloqueo de la MPS1.

Actualmente, las personas con cáncer de mama triple negativo reciben quimioterapia con taxanos, como el paclitaxel, como tratamiento estándar. El paclitaxel también afecta la distribución de los cromosomas durante la división celular, pero impide que la célula se divida, lo que hace que la célula muera. Sin embargo, algunas células no se vuelven resistentes al fármaco y dan lugar a más tumores.

El tratamiento con paclitaxel en combinación con BOS172722 redujo drásticamente el tiempo de división celular, de 110 minutos con paclitaxel a 15 minutos cuando se combina con BOS172722. Todas las células tratadas con la combinación se dividieron con anormalidades cromosómicas graves y murieron como resultado, mientras que el 40 por ciento permaneció vivo con paclitaxel. El inhibidor de MPS1 también fue efectivo en dosis más bajas cuando se usó en combinación con paclitaxel en ratones, y fue bien tolerado por ratones en las dosis que eliminaron casi completamente los tumores.

"Este nuevo tipo de tratamiento contra el cáncer utiliza el rápido crecimiento del cáncer en su contra. Funciona especialmente bien en combinación con quimioterapia en células de cáncer de mama triple negativo, la forma más mortal de cáncer de mama para la que existen pocos tratamientos exitosos. La combinación es efectiva en pacientes con cáncer que ya se han vuelto resistentes a la quimioterapia, y tiene el potencial de convertirse en una opción de tratamiento adicional muy necesaria que podría extender la vida de los pacientes", asegura uno de los líderes del estudio, Spiros Linardopoulos.

Para leer más