Publicado 21/05/2021 07:34CET

Descubren una posible nueva diana para la leucemia mieloide aguda

Archivo - Científicos del Instituto Wellcome Sanger y el Instituto Europeo de Bioinformática (EMBL-EBI), junto a investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) y de otros centros de relevancia inter
Archivo - Científicos del Instituto Wellcome Sanger y el Instituto Europeo de Bioinformática (EMBL-EBI), junto a investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) y de otros centros de relevancia inter - CIBER - Archivo

   MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio realizado por investigadores españoles ha descubierto que el bloqueo del factor de crecimiento transformante beta 1 (TGFbeta1) podría mejorar la hematopoyesis en pacientes con leucemia mieloide aguda, lo que constituye una nueva diana para tratar la enfermedad, según publican en la revista 'STEM CELLS'.

   La insuficiencia de la médula ósea debida a la leucemia mieloide aguda (LMA) es un factor importante que explica la elevada tasa de morbilidad y mortalidad de la enfermedad. Estudios anteriores en ratones sugieren que las células de la LMA inhiben las células madre y progenitoras hematopoyéticas (de la sangre) sanas (HSPC). El nuevo estudio se suma a esta extensión de conocimientos al mostrar cómo los factores celulares secretados, en particular una proteína llamada factor de crecimiento transformante beta 1 (TGFbeta1), conducen a una interrupción de la producción de células sanguíneas sanas (un proceso llamado hematopoyesis) en los seres humanos.

   Los resultados del estudio indican que el bloqueo del TGFbeta1 podría mejorar la hematopoyesis en los pacientes con LMA.

   Aunque la LMA representa sólo un 1% de todos los cánceres, es el segundo tipo de leucemia más frecuente que se diagnostica, según la Sociedad Americana del Cáncer. La LMA afecta a la sangre y a la médula ósea, el tejido esponjoso del interior de los huesos donde se producen las células sanguíneas. La tasa de mortalidad es alta: para los mayores de 20 años, la tasa de supervivencia a cinco años es de un triste 26%.

   Los mecanismos por los que se desarrolla la LMA no se comprenden del todo, pero en general se cree que comienza en las células madre hemopoyéticas o progenitoras, que se convierten en células mieloides y a su vez pasan a convertirse en glóbulos rojos, blancos o plaquetas.

   Este último estudio, realizado por investigadores de la Universidad Heinrich-Heine de Düsseldorf, se diseñó para investigar qué papel podrían desempeñar los fluidos secretados por las células leucémicas en la inhibición del crecimiento de las células madre hematopoyéticas y las HSPC sanas.

   "Ya se han realizado experimentos utilizando medios condicionados (MC) de células de LMA para abordar los mecanismos de secreción, pero principalmente en ratones. Con el fin de obtener nuevos conocimientos sobre cómo se desarrolla esto en los seres humanos, nos centramos en la interacción entre las células leucémicas y las HSPC sanas utilizando un sistema in vitro que modela la situación in vivo de la infiltración de la médula ósea por las células de la LMA", señala el autor correspondiente del estudio, Thomas Schroeder, del Departamento de Hematología, Oncología e Inmunología Clínica.

   Esto se consiguió exponiendo las HSPC CD34+ derivadas de médula ósea sana a sobrenadantes derivados de líneas celulares de LMA y de pacientes de LMA recién diagnosticados. (El CD34 es un marcador de las HSC humanas, mientras que los sobrenadantes son los productos secretados por las células).

   "Nuestros hallazgos revelaron que la exposición a sobrenadantes derivados de la LMA inhibía significativamente la proliferación, el ciclado celular, la formación de colonias y la diferenciación de las HSPC CD34+ sanas --informa el doctor Schroeder--. Otros experimentos determinaron que las células leucémicas inducen la inhibición funcional de las HSPC sanas, al menos en parte a través del TGFbeta1.

   "Bloquear la vía del TGFbeta1 es algo que podría lograrse farmacológicamente con un inhibidor del TGFbeta1 como el SD208 --prosigue--. Nuestros datos indican que esto podría ser un enfoque prometedor para mejorar la hematopoyesis en pacientes con LMA".

   El doctor Jan Nolta, redactor jefe de 'STEM CELLS', apunta que "encontrar factores para una posible intervención en el desconcertante tema de la supresión de la hematopoyesis normal por parte de las células de la LMA es muy importante. La posibilidad de dirigirse al TGFbeta1 para permitir la expansión de las células madre y progenitoras normales es una pista prometedora hacia futuros tratamientos", asegura.

Contador