Publicado 09/08/2021 07:04CET

Descubierta una nueva diana terapéutica para varios cánceres agresivos

Archivo - Palabra cáncer. Recurso.
Archivo - Palabra cáncer. Recurso. - PIXABAY/PDPICS - Archivo

MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una proteína de las células tumorales podría ser el objetivo para tratar algunos tipos de cánceres agresivos como el de cerebro, sangre, piel y riñón, según ha demostrado una nueva investigación publicada en la revista 'Molecular Cell'.

Los científicos, del Instituto Wellcome Sanger y la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, y la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, han identificado una proteína que desempeña un papel clave en la transformación de tejido normal en cáncer, como posible objetivo para el desarrollo de fármacos. La inhibición de esta proteína destruye eficazmente las células cancerosas en modelos de laboratorio, incluso en líneas celulares y ratones, mientras que deja indemnes a las células sanas.

La investigación aporta pruebas sólidas de que el desarrollo de fármacos que bloqueen la proteína modificadora del ARN conocida como METTL1 podría dar nuevas opciones de tratamiento a las personas con cánceres agresivos de cerebro, sangre, piel y riñón.

Las proteínas modificadoras del ARN, en particular la familia METTL, están muy implicadas en la replicación celular. Estas proteínas se han encontrado en niveles más altos en ciertas células cancerosas, incluyendo algunos cánceres de cerebro, sangre, páncreas y piel, y se asocian con peores resultados.

Anteriormente, el doctor Tzelepis, junto con su equipo de la Universidad de Cambridge y sus colaboradores del Instituto Wellcome Sanger, utilizaron la tecnología de edición genética CRISPR-Cas9 para detectar puntos vulnerables en las células cancerosas. Los investigadores identificaron el gen METTL1 -un gen que produce la proteína METTL1, modificadora del ARN- como objetivo para el desarrollo de fármacos.

En el nuevo estudio que se basa en esa investigación, los investigadores han descubierto ahora que las mutaciones en el gen METTL1 que conducen a niveles más altos de la proteína METTL1, hacen que las células se repliquen más rápidamente y se transformen en un estado canceroso, produciendo tumores muy agresivos.

Cuando el equipo inhibió la proteína METTL1 eliminando el gen, detuvo el crecimiento de las células cancerosas y dejó indemnes a las células sanas normales, tanto en modelos de laboratorio como en ratones, lo que sugiere que sería un buen objetivo para los tratamientos contra el cáncer.

Recientemente, el equipo también desarrolló un inhibidor de molécula pequeña para una proteína similar, METTL3, para ayudar a tratar la leucemia mieloide aguda, que entrará en ensayos clínicos en 2022. Se espera que esta nueva investigación aporte las pruebas necesarias para empezar a desarrollar un fármaco similar dirigido a METTL1, que podría utilizarse para tratar una gama más amplia de cánceres agresivos si tienen una mutación en el gen METTL1 o niveles elevados de su proteína.

Dado que la proteína METTL1 es elevada en las células cancerosas con peores resultados, también podría utilizarse como biomarcador para informar sobre los planes de tratamiento e identificar a quienes se beneficiarían si se desarrollara un fármaco, para garantizar que los ensayos clínicos sean lo más ágiles y personalizados posible.

El profesor Richard Gregory, coautor e investigador principal del Hospital Infantil de Boston y de la Facultad de Medicina de Harvard, en Boston, explica que "las células cancerosas se benefician de un ciclo celular no regulado, lo que lleva a una mayor replicación, y aunque se conocen algunas de las razones que están detrás de esto, todavía hay mucho por descubrir".

"Esta investigación ilumina profundamente el papel de la proteína METTL1 en el desarrollo del cáncer y demuestra que las mutaciones en este gen pueden hacer que una célula se vuelva cancerosa --añade--. Cuanto más comprendamos las bases genéticas del cáncer y cómo podemos combatirlo, más tratamientos específicos que cambien la vida podremos crear".

El Dr. Esteban Orellana, primer autor e investigador del Hospital Infantil de Boston, dijo: "Nuestra investigación aporta pruebas increíblemente sólidas de que dirigirse a la proteína modificadora del ARN, METTL1, es un tratamiento eficaz contra ciertos tipos de cáncer, ya que ayuda a eliminar las células cancerosas dejando intactas las demás células del cuerpo. Esto es importante, ya que podría significar que habrá menos efectos secundarios desagradables de un posible nuevo tratamiento. El siguiente paso de esta investigación es intentar desarrollar un inhibidor de molécula pequeña para bloquear METTL1 y ver si nuestros alentadores resultados pueden trasladarse a la clínica".

El Dr. Konstantinos Tzelepis, coautor principal, jefe de grupo en la Universidad de Cambridge y científico visitante en el Instituto Wellcome Sanger, dijo: "Este estudio es otro gran ejemplo de lo que es posible con el uso de las tecnologías CRISPR y de cómo podemos tomar y priorizar información genética precisa y convertirla en algo de potencial beneficio clínico. Dirigirse a las proteínas modificadoras del ARN puede destruir eficazmente las células cancerosas y esperamos que esta investigación proporcione las pruebas necesarias para que se desarrollen fármacos dirigidos a METTL1, proporcionando potencialmente una nueva terapia contra los cánceres agresivos con una necesidad terapéutica clara y no cubierta".