Desarrollan un antídoto basado en anticuerpos humanos contra la mordedura de serpiente

Mamba negra
FLICKR/HAPE662
Publicado 04/10/2018 7:39:31CET

   MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Científicos han desarrollado un antiveneno experimental se contra las dendrotoxinas de la serpiente venenosa más temida del mundo, la mamba negra, que se puede encontrar en África. Los experimentos se llevaron a cabo en colaboración entre la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU, por sus siglas en inglés), el Instituto Clodomiro Picado en Costa Rica, e IONTAS en Cambridge, Reino Unido, y los hallazgos se publican recientemente en la revista 'Nature Communications'.

   Uno de los principales investigadores, Andreas Hougaard Laustsen, profesor asociado en DTU Bioengineering, estima que estos hallazgos pueden conducir a un cambio de paradigma en el tratamiento de mordeduras de serpiente. "El salto adelante en nuestros experimentos es que utilizamos un método biotecnológico para encontrar y luego propagar anticuerpos humanos en el laboratorio para permitir su uso en el tratamiento del envenenamiento experimental de la mamba negra. El método que empleamos puede usarse para descubrir anticuerpos humanos en el laboratorio, simulando el sistema inmune humano, para que podamos evitar inyectar a los pacientes con veneno de serpiente para impulsar los anticuerpos mediante inmunización", dice Hougaard.

   Los anticuerpos para el antiveneno de la mamba negra experimental se descubrieron usando una biblioteca de anticuerpos que contenía genes de anticuerpos humanos extraídos de glóbulos blancos en sangre de donantes. Estos genes se insertaron en partículas de virus genéticamente modificadas que pueden expresar los anticuerpos humanos deseados en su superficie.

Estas partículas de virus se usaron luego para seleccionar y encontrar anticuerpos humanos que pueden unirse a las dendrotoxinas de mamba negra. Después de encontrar los anticuerpos correctos, los genes del anticuerpo se insertaron en células de mamíferos que actuaban como fábricas de células con una gran producción de anticuerpos monoclonales.

MÁS DE 100.000 PERSONAS MUEREN AL AÑO POR MORDEDURA DE SERPIENTE

   Los anticuerpos descubiertos se pueden utilizar en el entorno industrial para la producción a gran escala en enormes tanques de fermentación, similar a la producción de insulina en la actualidad. La insulina experimentó un desarrollo similar a principios de la década de 1990, cuando la producción pasó de insulina porcina a insulina completamente humana fabricada con tecnología de ADN recombinante.

   El profesor Hougaard estima que todavía llevará muchos años que la producción de antiveneno basado en anticuerpos humanos esté lista para salir del laboratorio. "Hemos demostrado que es posible producir un antiveneno experimental basado en humanos contra toxinas importantes de una especie de serpiente, la mamba negra. Antes de que las pruebas clínicas del antiveneno en humanos tengan sentido, es relevante desarrollar más anticuerpos para el antiveneno con el fin de darle un espectro más amplio contra varios tipos de veneno de serpiente", plantea Hougaard Laustsen.

   Por lo tanto, los investigadores están trabajando para desarrollar un antiveneno contra varias especies de serpientes. Si la investigación es exitosa, un médico podrá usar el antiveneno también en los muchos casos de mordedura de serpiente donde se desconoce la especie serpiente. Esto puede salvar muchas vidas, no solo en África, sino en todo el mundo.

   Más de 100.000 personas mueren anualmente por envenenamiento por mordedura de serpiente, y muchas más están discapacitadas. Dado que la mayoría de las mordeduras de serpientes ocurren en áreas pobres del mundo, esta no es un área de enfoque principal para las compañías farmacéuticas. Con el fin de atraer más atención y más fondos al área, la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2017 añadió las mordeduras de serpientes a la lista de enfermedades tropicales desatendidas.