Publicado 17/12/2020 12:21CET

Investigadores concluyen con éxito una fase del ensayo de un medicamento para distrés respiratorio

La biofarmacéutica vasca afirma que "se abre la esperanza de minimizar la mortalidad y las complicaciones" del coronavirus

BILBAO, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Osakidetza y la biofarmacéutica vasca Histocell han finalizado con éxito la primera fase del ensayo clínico del medicamento celular HC016, desarrollado para tratar el distrés respiratorio agudo causado por la covid-19, la mayor causa de mortalidad de la enfermedad.

En un comunicado, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha calificado de "positivo" este paso, aunque "quede camino por recorrer", al considerar que sitúa a Euskadi en el panorama mundial en el uso de terapias celulares.

Esta iniciativa de investigación clínica se está desarrollando con la colaboración del Instituto Biocruces Bizkaia, la UCI del Hospital de Cruces y la biofarmacéutica Histocell.

Sagardui ha puesto en valor la colaboración en el ámbito de la I+D+I entre institución pública y empresa vasca como ejemplo de un modelo que genera desarrollo económico y social para Euskadi. Por su parte, el director general de Histocell, Julio Font, ha afirmado que en mayo anunciaron que comenzaron el ensayo clínico "con mucha ilusión y, después de ocho meses de trabajo", han terminado la fase I "con mucha esperanza".

El Gobierno Vasco ha informado de que el comité de seguridad externo ha confirmado la seguridad del medicamento en el tratamiento de pacientes, que se ha desarrollado sin efectos adversos asociados. Además, en los resultados se han visto indicios de eficacia, por lo que el equipo tiene la esperanza de que estos se vean confirmados en la fase II, que ya se ha iniciado.

SÍNDROME DE DISTRÉS RESPIRATORIO

El síndrome de distrés respiratorio agudo es la complicación más grave causada por la COVID-19. Más del 40% de los hospitalizados graves lo desarrollan y alrededor del 50% con grado moderado-severo mueren por su causa.

Según el Ejecutivo, el objetivo de este medicamento es ayudar a los pacientes a superar esta complicación, disminuir la tasa de mortalidad y minimizar los daños ocasionados en el tejido pulmonar a medio-largo plazo. "Los resultados de la primera fase avanzan un paso más en la consecución de estos objetivos", ha indicado.

El ensayo, que ha sido parcialmente financiado por el Gobierno Vasco en el marco de las Ayudas I+D Covid-19, se realiza en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Cruces de Osakidetza, gestionado por el Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces Bizkaia.

El investigador principal, el doctor Fermín Labayen, investigador clínico y jefe de servicio de Medicina Intensiva lidera el ensayo junto al equipo clínico principal que incluye a los doctores Pablo Serna, Tomás Muñoz y Victoria Boado, además del resto del equipo de la UCI.

MINIMIZAR LA MORTALIDAD

El medicamento celular HC016 está indicado para pacientes en estado crítico y, según Font, la finalización con éxito de esta primera etapa es "un hito importante" porque "abre la esperanza de minimizar la mortalidad y las complicaciones de la covid-19".

"En el ámbito socio económico, pone en evidencia el trabajo que estamos haciendo desde Euskadi para desarrollar nuevos medicamentos frente a la COVID-19. Y, en nuestro sector, nos coloca en la vanguardia mundial", ha asegurado.