Publicado 23/07/2021 12:59CET

Cvirus.- El 83,5% de los test COVID dispensados en farmacias son las pruebas sin receta recién autorizadas

Un farmacéutico enseña un test de antígenos de detección del COVID-19 en la farmacia situada en la Calle Tucán, 7, a 20 de julio de 2021, en Madrid (España). El Consejo de Ministros aprueba hoy la venta sin receta del test de autodiagnóstico de COVID en f
Un farmacéutico enseña un test de antígenos de detección del COVID-19 en la farmacia situada en la Calle Tucán, 7, a 20 de julio de 2021, en Madrid (España). El Consejo de Ministros aprueba hoy la venta sin receta del test de autodiagnóstico de COVID en f - Óscar Cañas - Europa Press

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 83,5% de los test COVID dispensados en farmacias son las pruebas sin receta recién autorizadas, según datos del mes de julio de Cofares.. En los tres primeros días desde la autorización de su venta han adelantado a los test rápidos que ya venían dispensando las farmacias bajo prescripción médica, señalan desde la cooperativa.

La ausencia de receta, su llegada en plena campaña de verano y con la quinta ola COVID como telón de fondo explican que los test libres, que representan el 83,5 % del total, hayan desbancado a los denominados 'test con receta' (16,5 %).

En diciembre de 2020, los test bajo receta -los únicos disponibles entonces- tuvieron un punto alto de demanda, debido al efecto novedad y al hecho de que era el centro de salud el que indicaba al paciente la realización de esta prueba.

Una práctica que fue decayendo ante las sucesivas olas COVID y que se fue sustituyendo, en distinto grado en función de la CCAA, por la cuarentena como medida preventiva para evitar contagios. A partir de ahí, la demanda de este tipo de test fue perdiendo ritmo, pasando a un discreto segundo plano. En lo que vamos de julio, la demanda de los test de autodiagnóstico sin receta es 3 veces superior a la de los test bajo prescripción.

Estos test de autodiagnóstico son accesibles para toda la población a través de la red de farmacias, son seguros al tratarse de pruebas certificadas por la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) y fiables puesto que se dispensan bajo el consejo del profesional sanitario de la farmacia que podrá apoyar y tutelar al usuario menos experimentado con este tipo de pruebas.