Publicado 13/04/2021 16:43CET

Se cumplen 15 años del lanzamiento en España del primer fármaco biosimilar

Archivo - El presidente de la Asociación Española de Medicamentos Biosimilares (BioSim) y director general de Sandoz Iberia, Joaquín Rodrigo
Archivo - El presidente de la Asociación Española de Medicamentos Biosimilares (BioSim) y director general de Sandoz Iberia, Joaquín Rodrigo - MIGUEL MONASTERIO - Archivo

Se cumplen 15 años del lanzamiento del primer biosimilar, la hormona del crecimiento humana recombinante

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los medicamentos biosimilares tienen el potencial de transformar la atención sanitaria y el acceso a los fármacos en cada vez más áreas terapéuticas, ha asegurado el presidente de la Asociación Española de Medicamentos Biosimilares (BioSim) y director general de Sandoz Iberia, Joaquín Rodrigo.

El experto se ha pronunciado así con motivo del el 15º aniversario del lanzamiento del primer biosimilar, la hormona del crecimiento humana recombinante desarrollada por Sandoz y que fue aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) en 2006.

Desde entonces han aprobado en España 54 biosimilares de 16 principios activos diferentes, de los cuales 42 están disponibles en el mercado. Además, el uso de los medicamentos biosimilares en España ha ido creciendo de manera constante y más acusada en los últimos años. Su penetración global, a fecha de septiembre de 2020, es del 28 por ciento, siendo su uso mucho más intensivo en el ámbito hospitalario (62%) que en Atención Primaria (14%).

En Europa, en estos 15 años se ha autorizado la comercialización de 63 medicamentos biosimilares de 17 principios activos diferentes, con una penetración en el mercado del 28 por ciento. Ante este escenario, Rodrigo ha destacado la necesidad de crear entornos que fomenten una mayor adopción y prepararse para la próxima ola de biosimilares que entrarán en el mercado durante la próxima década.

"Se espera que en la próxima década haya más de 15 medicamentos biológicos, susceptibles de que aparezca un biosimilar", ha detallado Rodrigo a Europa Press, tras recordar que el "elevado" coste de desarrollo de I+D de un medicamento biosimilar.

Asimismo, el coordinador de la Sección de Endocrinología Pediátrica del Hospital Materno-Infantil de Málaga, Juan Pedro López Siguero, ha destacado que el principal objetivo de la introducción de los biosimilares es la disminución del coste para el sistema sanitario público y que esto ha permitido aumentar el número de tratamientos y que éste biosimilar y otros sean más accesibles a la población. "Su uso se irá incrementando al ser medicamentos muy eficientes", ha añadido.

Precisamente por ello, Sandoz se ha comprometido a seguir liberando el potencial de los biosimilares, mejorando el acceso a los pacientes que pueden beneficiarse de terapias biológicas y trabajando con los profesionales sanitarios y la administración para seguir avanzando en el conocimiento y la confianza necesaria que facilite una mayor aceptación de los biosimilares.

De hecho, y aprovechando la conmemoración del 15º aniversario de la autorización del primer biosimilar, desde Sandoz se ha puesto en valor los beneficios que se derivan de la ampliación de las alternativas terapéuticas con los medicamentos biosimilares, transformando la percepción del medicamento desde su precio a su valor.

Y es que, las cifras muestran rentabilidad: entre 2009 y 2020, las áreas de terapias oncológicas e inflamatorias generaron un ahorro de 2.400 millones de euros gracias a la entrada de biosimilares en España, según el artículo publicado en la revista 'Farmacia Hospitalaria' de la SEFH.

Además, tal y como ha detallado Rodrigo, la compañía quiere apoyar las iniciativas de organismos como la Estrategia Farmacéutica Europea, cuyo objetivo es abordar las desigualdades en el acceso a medicamentos asequibles y seguros.

"La estrategia de Europa es un apoyo decidido hacia los biosimilares y lo que pide, entre otras muchas cosas, es reforzar el tejido industrial para la fabricación de estos medicamentos, ya que los biológicos son una increíble plataforma industrial perfecta para la fabricación de vacunas", ha detallado.

Del mismo modo, prosigue, la estrategia contempla, entre otras medidas, la necesidad de realizar cambios legislativos para que quede "claro" el papel que tiene que jugar el biosimilar y los sanitarios sepan los pacientes en los que se tiene que utilizar y las normas para su uso.