Publicado 14/07/2020 10:59:38 +02:00CET

CSL Behring recluta al primer paciente para evaluar la eficacia y seguridad de un anticuerpo frente al Covid-19

Coronavirus
Coronavirus - ONU-LOEY FELIPE - Archivo

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

CSL Behring ha anunciado el reclutamiento del primer paciente en su estudio de fase 2 que evaluará la seguridad y eficacia de CSL312 (garadacimab, anticuerpo antagonista del factor XIIa) para tratar a pacientes que sufren de dificultad respiratoria grave, una de las principales causas de muerte en pacientes con neumonía relacionada con Covid-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus.

En este estudio multicéntrico, doble ciego y controlado con placebo, aproximadamente 124 pacientes adultos que dieron positivo para la infección por el nuevo coronavirus recibirán, aleatoriamente, CSL312 o placebo, además del tratamiento estándar de atención (SOC). La variable principal es la incidencia de intubación traqueal o muerte.

"El mayor desafío clínico en el tratamiento de pacientes con Covid-19 grave y la mejora de los resultados ha sido nuestra capacidad para controlar las complicaciones respiratorias graves asociadas con la enfermedad. Nuestra esperanza es que el CSL312 sea capaz de prevenir la progresión de Covid-19, mejorar los resultados clínicos en pacientes y proporcionar a los médicos una herramienta eficaz en la lucha contra este virus, potencialmente mortal", ha dicho el R&D Lead del área Terapéutica Respiratoria de CSL Behring, Lars Groenke.

Actualmente, CSL Behring está evaluando cinco enfoques distintos para prevenir y tratar el Covid-19. Además del estudio de CSL312, CSL Behring ha firmado un acuerdo de asociación con la Coalition for Epidemic Preparedness Innovations (CEPI) y la Universidad de Queensland (UQ) para acelerar el desarrollo, la fabricación y la distribución de un candidato a vacuna Covid-19 que ha sido pionero por investigadores de UQ.

Asimismo, es uno de los miembros fundadores de la CoVIg-19 Plasma Alliance, una asociación industrial sin precedentes para desarrollar CoVIg-19, una posible terapia derivada del plasma para el tratamiento de Covid-19. Esta alianza trabajará para desarrollar un tratamiento con inmunoglobulina policlonal hiperinmune CoV-2, sin marca, con el potencial de tratar a individuos con complicaciones graves de Covid-19, y para apoyar a los gobiernos en sus esfuerzos por combatir la pandemia actual.

Además, la compañía está desarrollando un producto de plasma anti-SARS-CoV-2 para el mercado australiano con el potencial de tratar a pacientes con complicaciones graves de Covid-19, particularmente aquellos cuya enfermedad evoluciona hacia la necesidad de ventilación. El producto en investigación, que se denominará Inmunoglobulina COVID-19, está en fase de desarrollo en la planta de la compañía ubicada en Broadmeadows, Victoria.

También ha formado acuerdo de colaboración con la empresa biofarmacéutica SAB Biotherapeutics, para desarrollar y ofrecer una nueva inmunoterapia destinada al Covid-19. La potencial terapia se produciría sin la necesidad de donaciones de plasma sanguíneo de pacientes recuperados de Covid-19. Los ensayos clínicos podrían comenzar este verano en América del Norte.

"Cuando se trata del nuevo coronavirus, estamos todos en la misma batalla luchando junto a otros muchos socios externos. Ya sea de forma preventiva con vacunas; deteniendo la progresión de la enfermedad con un tratamiento hiperinmune, o utilizando anticuerpos monoclonales como CSL312 para ayudar a quienes padecen complicaciones respiratorias graves, CSL se ha implicado en diversos proyectos que científicamente se ajustan a nuestras capacidades. De esta manera, es más probable que cumplamos con nuestra promesa de ayudar a los pacientes a encontrar soluciones para detener este virus y tratar el daño que causa", ha zanjado el vicepresidente ejecutivo, jefe de Investigación y Desarrollo y director médico de CSL Behring, Bill Mezzanotte.

Contador

Para leer más