Actualizado 28/04/2020 10:07:58 +00:00 CET

IBSAL participa en un ensayo internacional sobre la eficacia de un fármaco en casos de neumonía por Covid

SALAMANCA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL) participa en un ensayo internacional sobre el Selinexor, un fármaco ya en uso actualmente para trastornos hematológicos, que evaluará su eficacia y seguridad en pacientes graves a consecuencia de la neumonía por COVID-19.

Con el IBSAL, el Servicio de Medicina Interna del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca es el primer hospital de España en incluir pacientes en este ensayo, según ha informado el instituto de investigación en la información facilitada a Europa Press.

En caso de que se compruebe su eficacia como antiviral, este fármaco podría incorporarse automáticamente al arsenal terapéutico para el tratamiento de COVID-19, dado que ya está aprobado para su uso en humanos.

El Hospital Universitario de Salamanca y el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona son los dos centros participantes en España, de un total de 40 en el mundo que lleva a cabo este ensayo clínico que permitirá estudiar los efectos de selinexor, un fármaco usado actualmente para trastornos hematológicos como el mieloma múltiple, en pacientes graves con COVID-19.

El doctor Miguel Marcos Martín, jefe de unidad del Servicio de Medicina Interna del Complejo Asistencia Universitario de Salamanca y profesor titular de la Universidad de Salamanca, es el investigador principal de este ensayo que pretende "confirmar la potencial actividad antiviral y anti-inflamatoria de este fármaco".

Este ensayo, en Fase II aleatorizado y doble ciego, prevé reclutar 240 pacientes en todo el mundo que tengan neumonía grave por COVID-19, quienes podrán recibir además de este nuevo antiviral cualquier otro tratamiento que se considere indicado, dado que es "un ensayo adaptado a la situación actual".

El estudio medirá diferentes parámetros como la mortalidad, el tiempo transcurrido hasta la mejoría clínica, la evolución de la fiebre, la saturación de oxígeno en sangre, el porcentaje de pacientes que necesitan respiración asistida o el ingreso en las unidades de cuidados intensivos.

Para leer más