Publicado 13/10/2021 13:51CET

Una combinación de fármacos ya aprobados mejora la supervivencia en cáncer de próstata

Archivo - CÁNCER DE PRÓSTATA NEUROENDOCRINO DE CÉLULAS PEQUEÑAS
Archivo - CÁNCER DE PRÓSTATA NEUROENDOCRINO DE CÉLULAS PEQUEÑAS - JUNG WOOK PARK Y OWEN WITTE - Archivo

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una nueva combinación de fármacos ya aprobados prolonga la supervivencia de los pacientes con cáncer de próstata sensible a las hormonas y a la castración, según una investigación presentada en el Congreso de la ESMO 2021.

Los estudios 'PEACE-1' y 'STAMPEDE' descubrieron que la adición de acetato de abiraterona más prednisolona (AAP) a la terapia estándar alargaba la supervivencia en comparación con la terapia estándar sola.

"Los resultados tienen el potencial de ser útiles para el tratamiento de la enfermedad. Podrían ser implementados en nuestra práctica diaria de inmediato, ya que no tenemos que esperar a la aprobación de un nuevo medicamento. Los resultados, claramente positivos, son tranquilizadores y deberían convencer a los pacientes y a los médicos para que intensifiquen el tratamiento de los pacientes con cáncer de próstata metastásico y localmente avanzado de alto riesgo, sensible a las hormonas y a la castración, desde el principio. Espero que este tipo de intensificación del tratamiento se implemente como norma de cuidado", ha comentado la presidenta de Oncología Urológica Interdisciplinaria del Departamento de Urología de la Charité Universitätsmedizin de Berlín (Alemania), Maria De Santis.

Para los hombres con cáncer de próstata metastásico, la terapia de privación de andrógenos (ADT) fue el estándar de atención durante décadas. En 2015, se demostró que el docetaxel (un agente quimioterápico) mejoraba la supervivencia cuando se añadía a la TAD y, en 2017, también se demostró que la abiraterona (un agente hormonal de nueva generación) mejoraba la supervivencia cuando se añadía a la TAD.

Sin embargo, hasta ahora se desconocía si uno o ambos agentes debían añadirse a la TAD para lograr los mejores resultados. El estudio 'PEACE-1' descubrió que el uso de tres fármacos por adelantado es mejor que sólo dos en los hombres con cáncer de próstata metastásico, no sólo para posponer la progresión del cáncer, sino también para prolongar la vida. Cuando se añadió AAP a la TAD y al docetaxel, los hombres experimentaron una reducción adicional del 25 por ciento del riesgo de muerte en comparación con la TAD y el docetaxel solos.

"'PEACE-1' es el primer ensayo que establece que el tratamiento con tripletes debe ofrecerse a estos hombres, especialmente a los que padecen los cánceres más agresivos (los que presentan metástasis múltiples). Además, los efectos secundarios adicionales con la combinación de tripletes fueron en su mayoría leves, con muy pocos efectos secundarios graves", detalla el líder del estudio, el profesor Karim Fizazi, oncólogo médico del Instituto Gustave Roussy y profesor de oncología de la Universidad de París-Saclay en Villejuif (Francia).

En el caso de los hombres con cáncer de próstata metastásico de alta carga, el tratamiento con los tres fármacos utilizado en 'PEACE-1' proporcionó 2,5 años adicionales sin progresión del cáncer y aproximadamente 18 meses adicionales de vida. "Por primera vez, estos hombres pueden esperar vivir más de cinco años, mientras que antes de 2015 su supervivencia media era inferior a tres años. En 2022 los tres tratamientos serán medicamentos genéricos, lo que debería mejorar el acceso de los pacientes en todo el mundo", reflexiona.

'STAMPEDE' se centró en el cáncer de próstata no metastásico (sin propagación visible en las exploraciones convencionales) pero de alto riesgo (de propagación). Aproximadamente el 20 por ciento de los cánceres de próstata localizados son de alto riesgo en el momento del diagnóstico, pero representan la mayor parte de las recaídas y, en consecuencia, de las muertes en esta población.

La privación de andrógenos se administra durante dos o tres años y su combinación con radioterapia local en la próstata y la pelvis mejora la esperanza de vida. La adición de tratamientos como la quimioterapia con docetaxel se ha probado y ha demostrado que prolonga el tiempo hasta la recaída, pero no prolongó la esperanza de vida.

El ensayo descubrió que, a los seis años, los hombres que habían recibido el tratamiento estándar más la AAP durante dos años presentaban una mejora de la supervivencia sin metástasis del 69 al 82 por ciento, una mejora de la supervivencia global del 77 al 86 por ciento y una mejora de la supervivencia específica del cáncer de próstata del 85 al 93 por ciento, en comparación con el tratamiento estándar solo.

Contador

Para leer más