Actualizado 11/04/2011 12:02 CET

CMancha.- El Colegio de Médicos de Toledo pide al SESCAM que retire la orden que elimina la prescripción de 147 fármacos

Píldoras, medicamentos, fármacos
KATY WARNER/WIKIMEDIA COMMONS

TOLEDO, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Oficial de Médicos de Toledo, que preside el doctor Luis Rodríguez Padial, muestra su total desacuerdo con la medida adoptada por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) sobre la eliminación de 147 medicamentos del sistema de prescripción informática regional.

En nota de prensa, el Colegio de Médicos de Toledo ha considerado que tal eliminación de los fármacos originales supone una restricción "de hecho" de la libertad de prescripción del médico y sitúa al paciente castellano manchego en una posición de desigualdad con los de otras Comunidades Autónomas.

Asimismo, ha recordado que el Defensor del Pueblo hace referencia a que en materia de sanidad la mayoría de las quejas hacen referencia a las diferencias entre comunidades en materia de prestaciones sanitarias, nuevas terapias y medicamentos, y que algunos de los fármacos retirados son fármacos innovadores.

El Colegio de Médicos estima que no se puedan prescribir por el sistema informático, es de "dudosa legalidad", y no se adecua a las normas deontológicas de la buena praxis médica, no garantiza la seguridad del paciente y supone un incremento de la carga burocrática.

De realizarse esa prescripción manualmente, el médico debe anotarla en la historia clínica del paciente, pero no es posible hacerlo en la zona dedicada al tratamiento. De ahí que puede ser "difícil" para otros médicos que vean al paciente consultar el tratamiento completo del mismo, pues tendrían que revisar toda la historia.

En un momento dado, como pueden ser consultas con otros médicos, sustituciones, visitas a urgencias. Esto, ha añadido el colegio, puede conducir a errores y duplicidades en la prescripción, lo que puede producir inseguridad para el enfermo.

ERRORES LA INGESTA

De la misma forma, ha indicado, el frecuente cambio de la prescripción en las farmacias, a veces por diferencias mínimas de precio, puede conducir a errores en la toma de medicación por parte del paciente, dado que, con frecuencia, éste tiene dificultades en la identificación del fármaco, esto puede también crear problemas en la seguridad del enfermo.

Además, ha apuntado el Colegio de Médicos, no todas las enfermedades se manifiestan de igual forma en todos los pacientes. Los estudios realizados antes de la comercialización de los genéricos se realizan en un número de pacientes que no permite detectar estas diferencias.

Las frecuentes sustituciones de los fármacos pueden conducir a excesos o a déficits del efecto, por lo que pide que si el médico detecta este problema poder prescribir el fármaco --original o genérico-- adecuado.

Algunos estudios han demostrado, según el que el uso sistemático de genéricos puede, a medio y largo plazo, por estas circunstancias, incrementar el gasto sanitario.

El Colegio de Médicos de Toledo ha expresado que está a favor de un uso eficiente en la prescripción de los fármacos y de cualquier otro procedimiento médico, pero no necesariamente gastar lo menos posible, ya que habría que medir el beneficio clínico, con la reducción de sus complicaciones, igual que su coste.