CEADE pide que se evite la sustitución automática de tratamientos biológicos originales por biosimilares

Consulta de farmacia hospitalaria
HOSPITAL DE VALME - Archivo
Publicado 13/02/2019 13:45:52CET

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Coordinadora Española de Asociaciones de Espondiloartritis (CEADE) ha solicitado que se evite la sustitución automática de tratamientos biológicos originales por biosimilares, tras observar cómo en algunos hospitales de España se están realizando cambios automáticos a los pacientes con tratamientos biológicos por biosimilares, "sin informar" al enfermo ni tener su consenso y, en muchos casos, sin que su propio médico conozca ese cambio.

Por este motivo, CEADE ha lanzado el manifiesto 'Posicionamiento de CEADE respecto a la sustitución de medicamentos biológicos originales por biosimilares', en el que expresan las que creen que deben ser las directrices en las que se debe basar esta acción, tanto desde el punto de vista de los clínicos y los pacientes, como del sistema sanitario.

Y es que, tal y como ha recordado la organización, un medicamento biosimilar, o medicamento biológico similar, es un fármaco biológico que ha demostrado biosimilitud en calidad, eficacia y seguridad a un biológico original, también conocido como producto de referencia. Sin embargo, no es idéntico, ya que el proceso de producción de estos fármacos es muy complejo y además se realiza a partir de organismos vivos.

"Nuestro objetivo con el lanzamiento de este manifiesto es claro: velar por el cumplimiento de los derechos de los pacientes. Debe ser respetado el consenso entre el médico especialista y el paciente, por encima de posibles motivos económicos que impongan el cambio de tratamientos biológicos. Debe primar siempre el criterio clínico por encima del económico", ha dicho el vicepresidente de CEADE, Pablo Pérez.

Además, prosigue, el "único responsable" de la prescripción del tratamiento es el médico especialista, si bien se están dando casos en los que "no se ha respetado esa prescripción" y desde Farmacia Hospitalaria se ha realizado un cambio "sin tener en cuenta" al paciente ni su caso en particular, provocando "confusión e inseguridad" en el enfermo.

"El especialista debe ser quien informe al paciente para que éste pueda dar su consentimiento a dicho cambio, tras evaluar los riesgos que pueda tener en su salud. Que sea otro profesional, como el responsable de Farmacia Hospitalaria es, como mínimo de dudosa legalidad, debilita la posición del paciente y su relación con el especialista, generando desconfianza con el sistema", ha insistido.

Finalmente, y respecto a la gestión de estos nuevos fármacos, Pérez ha reclamado la Administración que la implantación de los biosimilares se realice de acuerdo a su manifiesto, es decir, que prime el criterio clínico y el consenso entre médico y paciente, que se respete la no sustitución de los medicamentos biológicos y que "en ningún caso sea una persona ajena al médico la que decida realizar una sustitución".