Los pacientes no está informados del nuevo copago, según farmacéuticos

Actualizado 02/07/2012 13:22:03 CET
EUROPA PRESS

BARCELONA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de los pacientes catalanes desconoce el nuevo sistema de copago farmacéutico implantado este domingo a nivel estatal, según han explicado este domingo farmacéuticos de una de los centros de guardia en la capital catalana.

En declaraciones a Europa Press, la titular de la farmacia Sant Gervasi, Cinta Tomàs, ha asegurado que el hecho de que haya coincidido en poco tiempo la implantación del copago con el euro por receta "confunde" al cliente.

"Piensan que la tasa del euro ya incluye todo, y no saben que hay que pagar por los dos lados", ha afirmado Tomàs, que asegura que casi todos los pacientes se sorprenden.

Por ello, ha lamentado que durante las primeras horas de implantación, ella y su equipo están dedicando "el 80 por ciento del tiempo de atención al cliente" a explicar la medida.

"Nos gustaría poder invertir ese tiempo en aconsejar y trabajar en la prevención de enfermedades, pero nos vemos obligados a dedicarlo a tareas administrativas", ha explicado.

Según Tomàs, la pregunta más frecuente de los clientes es cómo sabrán qué es lo que tienen que pagar, ya que desconocen el método de cobro.

"Algunos consideran que la medida está bien si sirve para ayudar, pero en general creen que ya están pagando mucho", ha asegurado.

La afluencia de clientes está siendo baja, como un domingo cualquiera, ya que los centros médicos están cerrados y no se emiten recetas más allá de las de urgencia.

EL GOVERN LO APLAZA UN MES

La Generalitat ha decidido aplazar un mes a los pacientes el cobro del nuevo concepto de copago farmacéutico, en un plan transitorio hasta el 1 de octubre, fecha en la que el Govern confía en tener listo todo el sistema informático para que los ciudadanos abonen directamente el incremento correspondiente.

Así, a partir de este domingo, los ciudadanos que acudan a la farmacia en busca de una receta farmacéutica reciben un tique que les alerta de la factura correspondiente que tienen para con la administración, que deberán abonar a un mes vista.

De esta forma, los pensionistas no deberán abonar nada cuando acudan a partir a la farmacia en busca de una receta, aunque el establecimiento les advertirá en la factura de la necesidad de que abonen el importe que les corresponde en función de la renta hasta un límite de entre 8 y 18 euros mensuales.