Actualizado 03/03/2011 17:43 CET

Cataluña.- Los hospitales catalanes deberán reducir un 11% la factura farmacéutica

Medicamento
EP

BARCELONA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los hospitales públicos catalanes deberán reducir un 11 por ciento la factura farmacéutica, en el marco del recorte de cerca de 1.000 millones de euros del presupuesto sanitario para este año, cuyas líneas generales de acción ha anunciado el conseller de Salud de la Generalitat de Cataluña, Boi Ruiz, esta semana al sector y a los medios de comunicación.

A los recortes en la partida farmacéutica, en que se revisarán los precios a la baja, hay que sumar una bajada de alrededor del 3 por ciento de la actividad y del 2 por ciento de los precios que pagará Salud por las mismas actividades, lo que conforma en su conjunta el 80 por ciento de los recortes del departamento, han explicado fuentes del Consorcio de Salud y Social de Cataluña (CSC), que representa a la mayoría de hospitales comarcales concertados.

En un comunicado, el CSC ha considerado "preocupante" el anuncio de que se trasladará a los presupuestos de los hospitales la responsabilidad de reducir un 11 por ciento el gasto de farmacia, porque este objetivo representa una reducción real del 15 o el 16 por ciento, en función del déficit acumulado hasta ahora y no es realista.

"Hay que tener en cuenta que una parte importante del gasto farmacéutico de los hospitales viene asociado a la aparición de innovaciones terapéuticas, circunstancia sobre la que los hospitales no pueden ejercer ningún control", ha explicado el CSC, refiriéndose a los fármacos que se aprueban para optimizar tratamientos para el sida o el cáncer, por ejemplo.

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, Ruiz ha explicado este jueves que el departamento también es partidario de que se receten fármacos en plazos más cortos: "Si una persona iba a su centro de atención primaria y recibía una receta para tres meses de tratamiento, ¿qué pasaba muchas veces?".

Y ha contestado: "Que lo primero que hacía era ir a la farmacia, se llevaba los tres meses de tratamiento y, al final, hacía dos meses o un mes y medio".

"Por tanto, una medida que seguramente haremos es acortar el plazo de preinscripción" para tener garantías de que los botiquines de las familias no contarán con un exceso de fármacos", ha reseñado el conseller sobre el recorte del gasto farmacéutico en los CAP, que también harán un esfuerzo para recetar más fármacos genéricos.