Actualizado 12/02/2010 16:12 CET

Cataluña.-Las farmacias barcelonesas atienden a 9 personas cada noche, la mitad urgentes

BARCELONA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las farmacias barcelonesas atienden a una media de nueve ciudadanos cada noche, el 53 por ciento de los cuales es por motivos urgentes, según revela un informe elaborado por la Asociación de Farmacias de Barcelona y la Cámara de Comercio, que reclama racionalizar el modelo con menos establecimientos abiertos.

El estudio 'Servicio de urgencia nocturno en las Farmacias de la Provincia de Barcelona: Aportación sanitaria y económica al Sistema Sanitario', que analiza 133 servicios de urgencia de farmacias de la provincia barcelonesa, constata que estos establecimientos ofrecen una amplia cobertura, ya que cada noche un 9 por ciento de las farmacias están abiertas para garantizar el servicio de urgencia nocturno.

No obstante, señala que este servicio está "infrautilizado" y que la oferta supera las necesidades reales de la población. Además de que casi la mitad de los motivos de afluencia no son urgentes, un 14,3 por ciento de productos no son medicamentos.

Se calcula que las farmacias barcelonesas ingresan 10,3 millones de euros por guardias nocturnas, pero esta inversión no se ve compensada porque en ninguno de los servicios de urgencia analizados los ingresos superan los costes, señala el documento.

La facturación bruta media de las farmacias durante el servicio nocturno es de 89 euros, aunque en el 62 por ciento de las mismas la facturación es inferior, mientras que el coste por farmacia y noche de guardia es de 229 euros.

Asimismo, el 16 por ciento de las farmacias que están de guardia en horario nocturno no hacen ninguna dispensación, y por tanto no presentan ningún servicio. Además, el informe concreta que de los nueve usuarios que se atienden de media, siete acuden entre las 22.00 y la 1.00 de la madrugada.

En este sentido, el informe recuerda la existencia de un decreto, el 321/1996, que establece que "durante el servicio de urgencia se han de dispensar todos aquellos medicamentos, productos sanitarios y productos dietoterapéuticos de dispensación en farmacia que sean solicitados con carácter de urgencia, mediante prescripción facultativa y también cuando se dé un problema de salud que requiera una atención farmacéutica inmediata o lo justifique".

Ante esta situación, el presidente de la Asociación de Farmacias de Barcelona, Ramon Casanovas, señaló que el "servicio de guardias nocturnas va más allá del concepto, ya que cubre otras demandas de la población, por lo que se debería valorar el esfuerzo asistencial farmacéutico".